domingo , mayo 19 2019
Inicio / Cultura / Niños pintan sus sueños en Huajuapan
Preescolar Federico Froebel, Huajuapan de León, Oaxaca.

Niños pintan sus sueños en Huajuapan

Alumnos del segundo año del Preescolar Federico Froebel expresaron lo que sienten y ven en su entorno natural

Igavec

Huajuapan de León, Oax. – Usando toda su imaginación y describiendo sus sueños, niños del segundo año del prescolar Federico Froebel presentaron su primera exposición pictográfica denominada “La naturaleza en los ojos de un niño”, en la cual mostraron a sus padres y maestros como ven el mundo que los rodea y como conviven con la reina verde que brinda la vida, la madre naturaleza.

Sandra Perla Cabrera Cruz, maestra titular del segundó grado grupo “A”, informó que la idea de la exposición nació de los 20 niños del salón, quienes se interesaron en mostrar al mundo sus creaciones como todo artista lo tiene que hacer. “La idea surge a partir de que tenemos niños soñadores. El papel de la docente es precisamente tener la visión y ver las cualidades de nuestros pequeños para que se puedan desarrollar y ser independientes con sus propias maneras de pensar y ver la vida, sin olvidar que serán adultos y el futuro del país”.

Contó que, con la creatividad y la libertad de pensamiento, los jóvenes artistas están aprendiendo a diferenciar los tipos de arte que existen en el mundo y como a través de las diferentes expresiones pueden mostrar lo que ven y lo que sienten al estar en contacto con su entorno natural de vida.

Ahora los niños del prescolar tienen su propia visión de la naturaleza, algo que nunca se podrá comparar con lo que ve un adulto. En la escuela también trabajan en talleres de lectura y de cuenta cuentos, además participan en diferentes actividades que los ayuda a construir su propio conocimiento.

La maestra indicó que luego de la primera exposición, el prescolar buscará que este tipo de eventos se realicen de forma más constante en la institución, para que los niños puedan elegir sus propios temas sin dejar a un lado los valores y la responsabilidad con los temas más prioritarios.

“En esta ocasión los niños trabajaron con pinturas acrílicas sobre tela, pero más adelante trabajaremos con otro tipo de materiales que los niños puedan manejar sin ningún riesgo, como los tonos pastel. Estamos muy contentos porque ahora vemos que hay mucho talento que desgraciadamente los adultos no vemos; no solo es qué los niños sepan leer y escribir, tenemos que manejar reglas de convivencia para evitar adultos resentidos, tristes, deprimidos y que después se vengan los altos índices de delincuencia. A esta edad se gesta todo lo importante de lo que dependerá la vida de cada uno de nuestros artistas”, subrayó.

Niños soñadores

Cabrera Cruz mencionó que en las 20 obras que fueron presentadas cada niño pintó historias y escenas que quizá físicamente no se podían apreciar, pero desde los ojos de los niños cada creación fue una explosión de sentimientos y visiones únicas llenas de amor y fantasía. “Hubo muchas combinaciones de colores, nuestros pequeños soñadores pudieron ver a personas, a la noche, animales, perritos felices, fantasmas, el verano, vampiros, películas, papas fritas y muchos elementos”.

Apuntó que, a pesar de ser muy juguetones, algunos reservados, hay niños muy propositivos y perfeccionistas que pudieron mostrar sus más profundos sentimientos. “Cada niño compartió el motivo de lo que pintó, ahora ya tienen la capacidad de presentarse ante un público y expresar lo que sienten”.

Durante la exposición de la serie “La naturaleza en los ojos de un niño”, los artistas recibieron a sus padres con cantos y se presentaron tomando el micrófono. Luego cortaron el listón inaugural y cada uno explicó los motivos que lo inspiró a plasmar su obra.

La pintura en los niños

Para el desarrollo de la creatividad y la sensibilidad de una persona, el contacto de la pintura a temprana edad cumple un papel fundamental en el proceso artístico, algo que se convierte en una herramienta necesaria durante toda su vida. Por naturaleza, cada persona nace con la inquietud de plasmar, de crear y mezclar objetos conforme a sus sentimientos. Un niño que tiene la libertad de ensuciar con pintura todo lo que encuentre a su paso aprende a diferenciar y conocer los tonos, a comunicarse, conocer texturas y a convertir en un hobby el expresar su creatividad.

La pintura en los niños sirve para desahogar sentimientos, para mostrar miedos, inseguridad, felicidad y firmeza. Los adultos tienen la responsabilidad de brindar esa libertad artística a sus hijos sin limitar sus espacios, pues un niño que crece en un ambiente creativo, crece estimulando su vista, tacto, psicomotricidad, el olfato y oído.

La pintura fomenta una personalidad inventiva, desarrolla habilidades para la resolución de problemas, ayuda a organizar ideas, aumenta la concentración, crea una comunicación más afectiva y tranquiliza a cualquier persona, por ello la maestra Perla Cabrera, recomienda a los padres llevar a sus hijos a eventos culturales y exposiciones pictóricas para que los niños se vayan familiarizando y coloreen su mundo libremente sin dejar de soñar.

Fotos y texto: @David Superkh

Revisar tambien

Santiago Tilantongo, un pueblo lleno de magia, pero incomunicado

Entre conflictos y necesidades, este municipio mixteco busca salir del rezago social Igavec Huajuapan de ...

A %d blogueros les gusta esto: