jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Opinión / DETRAS DE LA NOTICIA:Justicia, no venganza, vs Gabino: Raúl Castellanos

DETRAS DE LA NOTICIA:Justicia, no venganza, vs Gabino: Raúl Castellanos

#Opinión Por:Alfredo Martínez de Aguilar

Gabino Cué cometió como gobernador muchos y graves errores. Raúl Castellanos, víctima de su infame persecución política, afirma que al terminar su gobierno pasó al basurero de la historia.

Desafortunadamente, nada nuevo ni extraño en los gobernantes de todos los partidos, colores e ideologías, salvo honrosas excepciones. La mayoría enloquece por la soberbia, el poder y el dinero.

Uno de los mayores errores de Gabino y su mafia, fue olvidar que la gloria del poder es transitoria.

Sic transit mundi. La propia vida humana por más años que dure es finalmente solo un soplo fugaz.

Olvidaron que ellos como carniceros de ayer son las reses de hoy y de mañana. Aun sin ser detenidos legalmente han sido condenados ya moralmente por el pueblo y linchados por los medios.

Tras  5 años, 6 meses, 2 días, 16 horas, 24 minutos, fuera de Oaxaca, Raúl Castellanos volvió a pisar suelo oaxaqueño.  En la adversidad se  conoce la condición humana. Es una lección de vida.

Largo y doloroso exilio en su Gulag, como llama a su obligada ausencia de su tierra natal. Soledad apenas atenuada por el amor de su familia, especialmente por la cercanía de sus hijas e hijos.

No tenía otra opción en libertad por la amenaza de ejecutarse en su contra cuatro órdenes de aprehensión por varios delitos. O parar injustamente con sus huesos en las mazmorras de la cárcel.

Su Ficha Roja aparecía en la página de la Policía Internacional (Interpol) al lado del dictador libio Gadafi y de uno de los principales capos del narcotráfico, Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Hoy, optimista, probada plenamente su inocencia, ríe feliz de este singular privilegio. Las sentencias por diversos delitos denunciados en su contra han sido rematadas como cosa juzgada.

Lo que no mata fortalece, subraya, durante la entrevista en la cafetería de un hotel al sur de la capital oaxaqueña. Todo el poder del gobierno de Gabino Cué Monteagudo no pudo destruirle.

Al contrario, está fortalecido moral y mentalmente, físicamente recuperado de dos intervenciones quirúrgicas por quebrantos de salud. El costo a pagar en salud, político y social,  fue muy alto.

“Cuando la política, se judicializa, se vuelven estrictamente personales, eres tú el que tiene que estar enfrente y recurrir a la ley, por difícil que sea llegar a la verdad”. Fue para él una gran experiencia.

Volvió libre como el viento a reunirse con sus hermanos y amigos, con motivo del aniversario de la muerte de su madre. Baja la voz y se entristece su mirada, pues no estuvo en el sepelio de su padre.

Lamenta no poder estar con su papá cuando murió hace dos años, ni acompañarle en sus últimos momentos, pero está convencido que a final de cuentas siempre estuvieron juntos y así seguirán.

Resalta que es un momento sumamente bello reencontrarse con Oaxaca con su familia y amigos. Después de casi siete años visitó la tumba de sus padres en el antiguo Panteón de San Miguel.

Pese al dolor, no está resentido con la vida. Prueba de ello, desde la amarga experiencia de la injusta persecución política que padeció demanda justicia, no venganza contra Gabino Cué y su mafia.

Totalmente transformado, deja atrás al irreverente y contestario líder de izquierda en la Federación Estudiantil Oaxaqueña (FEO) de la Universida Benito Juárez de Oaxaca (UBJO) aún no autónoma.

No obstante ser víctima de la injusticia por el abuso de poder del ex gobernador Gabino Cué y sus funcionarios involucrados en torcer la ley, exige respetar sus derechos humanos fundamentales.

De manera particular pide respetar la presunción de inocencia y el debido proceso, establecidos por el nuevo Sistema Penal Acusatorio, lo que no ocurrió en su caso ni de los funcionarios perseguidos.

Atribuye el odio sarraceno del ex gobernador Gabino Cué en su contra a la confrontación con ciertos grupos políticos. En 1972 fue el primer candidato del PRD a la gobernación de Oaxaca.

Ello le llevó a enfrentar al entonces grupo gobernante y que a la fecha aún tiene influencia. Coincidió con el columnista que los conflictos en Oaxaca son derivados de las luchas por el poder.

En Oaxaca, define por experiencia, la normalidad democrática es el conflicto. Nos gusta enredar todo. Se lo decían en todas partes: “¡Ah los oaxaqueños tienen hambre de enredar hasta el quesillo!

A partir de entonces confrontó a un grupo político muy poderoso que sigue actuante en la política nacional, y tiene la convicción que lo seguirá haciendo mientras salga de los cauces de la ley.

En 2001, compitió por la presidencia municipal e inició una relación ríspida con el entonces candidato de Convergencia, Gabino Cué, y de ahí siguió una escalada de confrontación política.

Considera que el hombre de poder no debe ser susceptible a la crítica y él fue crítico muy agudo y severo con Gabino, porque siempre hubieron razones por su actitud y la forma de comportarse .

En la contienda político-electoral del 94, presenció cuando Gabino llamó “burros” a los universitarios, lo difundió y contó en el resultado final pese a su buena perspectiva, todo eso  sumó.

Sin consistencia ideológica, la política tiene sentido revanchista de venganza, de baja calidad moral. “La persecución inmoral y cobarde de la que fui objeto, se centra en esa actitud, en esa ambición de poder de Gabino Cué”.

Raúl destaca que ganó cinco amparos con jueces federales. La misma Contraloría levantó actas donde por ley tuvo que comunicar a los jueces que se desistía de  cualquier actuación en mi contra.

Sin sustento libraron cuatro órdenes de aprensión. Las resoluciones, como la del 30 de septiembre del 2014 me amparó definitivamente contra todas las acusaciones que falsamente me endosaron

La transparencia y rendición de cuentas obliga a aplicar la ley sin sesgos políticos, como sucedió en su caso y el de otros ex funcionarios de la Coordinación de Comunicación Social con Ulises Ruiz.

Urge a mejorar la calidad de laaplicación de la justicia despolitizándole, aunque siempre pueda contaminarse por los intereses humanos y políticos, pero fundamentalmente debe aplicarse en estricto sentido.

En caso contrario, se cae en un gobernador con sed de venganza personal, que usó los instrumentos del estado para destruir, con linchamiento mediático impresionante, persecución y boletín en la Interpol.

A principio de año renovó su visa de Estados Unidos acompañado de dos de sus hijos y al salir  le dicen: “Cómo la vida da vueltas ¿no? Y cómo son las coas ¿no? En algún momento estuviste en la ficha de la Interpol al lado de Gadafi y del Chapo Guzmán, y,  ahora, Gadafi está muerto, El Chapo en Nueva York y nosotros comiendo un filete”.

Es la vida que hace justicia y pone las cosas en su lugar, acota. México y Oaxaca tienen leyes. Es a lo que simplemente debe aspirarse y ser una condición que los hombres de poder deben de tener y debe de ser una valoración de aplicar estrictamente la justicia y hacer justicia.

Nunca se fue de la política. Era un perseguido político. Se dedicó a leer mucho y el 18 de diciembre de 2015, después de ganar todas las instancias legales, decidió salir a discutir públicamente lo que  sucedió.

Fue el último día que escribió su columna, misma que nunca dejó de escribir desde 2012. A pesar que era  perseguido político algunos medios fueron muy generosos al darle un espacio, lo que agradece.

El 6 de enero de 2016 hizo público un video, en el que describe la cronología jurídica de su persecución y cómo se había ido resolviendo en todas las instancias y otro más el 28 de febrero.

Así también publica su análisis político, que en Oaxaca publican también varios sitios y los periódicos, y ese es un tema que a le satisface mucho, porque le mantiene informado.

Pero evidentemente la inquietud política siempre está presente, pero ésta es de tiempo y circunstancia, como todas las cosas en la vida. Buscará cambiar la visión de cómo hacer política.

Ahora, la política se hace mucho en función de intereses de grupo por ganar posiciones e, incluso, por hacer negocios que ahí están en el debate. Se debe recuperar el sentido ético y de lealtad de la política. La política es un arte para buscar consensos, acuerdos sociales y la unidad, concluyó.

Revisar tambien

Crónicas de la Ínsula: Primer informe: continúa la inercia histórica

  Opinión Por: Cuauhtémoc Blas El gobernador Alejandro Murat Hinojosa rindió su primer informe de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *