Sábado , marzo 25 2017
Inicio / Destacadas / DETRÁS DE LA NOTICIA: Narcopolítica; el Cartel de Tezonapa y Cosolapa
DETRAS-EL GATO 15 FEBRERO 17

DETRÁS DE LA NOTICIA: Narcopolítica; el Cartel de Tezonapa y Cosolapa

#Opinión  Alfredo Martínez de Aguilar

A nuestro leal y saber entender, dos son los graves errores históricos de los legendarios capos del narcotráfico en México. El primero, dejarse engatusar por los políticos para aliarse con éstos y los gobernantes en turno, a partir del gobierno tecnócrata de Miguel de la Madrid Hurtado

Ahí siguen vigentes en los primeros círculos del poder nacional, quienes abrieron las puertas del poder federal a los capos encabezados generacionalmente por el genial Rafael Caro Quintero, aprovechando su derecho de picaporte en la residencia oficial de Los Pinos y Palacio Nacional.

Surgió, creció y desarrolló así la narcopolítica y la narcoeconomía, como nuevo poder detrás del trono a lo largo y ancho del país, permeando todas las actividades humanas, públicas, privadas y sociales, con total impunidad, dada la corrupción y amplísimas redes de complicidad.

Humanos al fin, los capos enloquecieron por la soberbia al corromper y comprar todo, cuerpos y conciencias, y los hermanos Arellano Félix del Cártel de Tijuana cometieron la estupidez de romper la regla de oro de no respetar a la familia al matar a la esposa e hijos de El Güero Palma.

Éste gravísimo error detonó la brutal violencia que vivimos hoy en día en México de manera creciente y que genera una imparable espiral de venganza al hacer víctima de la violencia a las familias de los capos, piedra angular de la honorabilidad y respetabilidad de la mafia mundial.

Lo peor de todo es que, a pesar de su genialidad como seres humanos, limitados y falibles, los capos de los cárteles del narcotráfico siguen cometiendo los mismos errores y tropezando con la misma piedra, olvidan que los políticos y gobernantes cómplices del narco no son confiables.

Pasan por alto que más temprano que tarde serán traicionados por los narcopolíticos, como ocurrió en los últimos tiempos con el capi di tutti capi, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, el Jefe de Jefes, vendido a los Estados Unidos como trofeo de caza, a cambio de impunidad.

Más que reveladora es la información difundida por el diario Reforma por la disputa del Cártel del Golfo y Los Zetas en la Cuenca del Papaloapan y que ha venido a confirmar el secreto a voces sobre el involucramiento de políticos oaxaqueños en el Cártel de Tezonapa y Cosolapa.

He aquí el texto de la nota de Reforma: “El Ejército detectó en la zona de Tezonapa y Cosolapa, municipios en la frontera de Veracruz y Oaxaca, la presencia del Cártel del Golfo (CDG), involucrado en el robo y venta de gasolina y ejecuciones de grupos rivales”.

“Tan sólo en 2016, la violencia en esa zona dejó por lo menos 60 ejecuciones, principalmente vinculados entre el CDG y Los Zetas, que disputan la ordeña de combustible del poliducto Minatitlán-México y el cobro de piso”.

“En uno de estos ataques fue asesinado el pasado 8 de febrero Norberto Echeverría Ortiz, líder cañero del ingenio Motzorongo y esposo de la Presidenta Municipal de Tezonapa, Veracruz, Adanery Medina Guerrero”.

“Echeverría fue asesinado a balazos en el interior de un local comercial en Plaza Cristal del municipio de Córdoba, por un grupo de gatilleros”.

“Fue Alcalde de Tezonapa durante el periodo 2007-2010. En diciembre del 2011 fue detenido por fuerzas federales y puesto a disposición de la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), por presuntos nexos con los Zetas, quienes controlaban esa región”.

La historia del Gato

Por otra parte, indagatorias federales apuntan a Gustavo Díaz Sánchez El Gato, actual presidente municipal de Cosolapa, Oaxaca, de estar relacionado con el Cártel de Golfo y de controlar ahora la frontera entre ambos estados y el mercado negro de gasolina.

“Existen reportes, denuncias ciudadanas que señalan a este funcionario municipal, que tiene a su mando a un grupo de hombres armados que amedrenta a la población del lado oaxaqueño y veracruzano, de que controla la venta de gasolina robada en el mercado negro y opera el cobro de piso a comercios, esas denuncias se corroboran en los trabajos de investigación”, indicaron mandos ministeriales federales, que cuentan con las denuncias ciudadanas recopiladas por el Ejército.

En noviembre de 2015 ocho personas fueron ejecutadas en Cosolapa, y en el lugar los autores dejaron varios narcomensajes en donde acusaron a Gustavo Díaz Sánchez de asesinar a periodistas y cobrar derecho de piso.

En mayo de 2016 un grupo armado, supuestamente ligado a Díaz Sánchez, El Gato, entonces candidato priista (a presidente municipal de Cosolapa), atacó la sede del Ayuntamiento e hirió a balazos al comandante de la Policía local”.

“De acuerdo con habitantes del municipio, el grupo era encabezado por Gustavo Abigail Díaz, hijo de El Gato”.

“De acuerdo con datos ministeriales El Gato ha sido amenazado por Los Zetas, a quienes presuntamente les disputa el control del robo de combustible a los ductos de Pemex en la región y el cobro de piso a los cañeros”.

Reportes de inteligencia confirman la existencia de la narcopolítica y narcoeconomía en las diversas regiones del Estado, particularmente en la Cuenca del Papaloapan, el Istmo de Tehuantepec, la Costa, la Mixteca y los Valles Centrales.

Llama poderosamente la atención de los investigadores civiles y militares la marcada presencia de los políticos y empresarios con nexos con el narcotráfico en la Cámara de Diputados del Congreso del Estado de Oaxaca, de cuya LXII Legislatura formó parte el hoy presidente municipal de Cosolapa, Gustavo Díaz Sánchez “El Gato”.

Las investigaciones se han hecho extensivas a otros políticos probables integrantes del Cártel de Tezonapa y Cosolapa, algunos de los cuales ocupan hoy en día altos cargos públicos.

La brutal violencia es imparable en la región de la Cuenca del Papaloapan.Un hombre fue encontrado decapitado en el paraje las Alcantarillas del municipio de San Juan Bautista Tuxtepec.

El cuerpo de la víctima, con muestras de tortura, presentaba disparos de arma de fuego y la cabeza decapitada, fue encontrado por cañeros de la zona.

De acuerdo a los primeros reportes, el hecho se pudo deber al cobro de cuentas del crimen organizado, luego que los asesinos dejaron un mensaje en una cartulina a un lado del cuerpo.

La cabeza del hoy occiso, se encontraba a los pies del cuerpo, con una cartulina en donde se observaba un mensaje de advertencia.

Trascendió que el occiso era Eduardo Leni Betanzos, hijo del extinto líder social, Cecilio Betanzos Mendoza, asesinado el año pasado.

Al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal y Estatal para iniciar las investigaciones correspondientes.

Revisar tambien

2

Realiza Policía Vial Estatal operativo Alcoholímetro en el Papaloapan y Valles Centrales

#Comunicado ** En total se sanciona a 17 conductores por exceder los niveles permitidos de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *