sábado , marzo 23 2019
Inicio / Destacadas / DETRÁS DE LA NOTICIA: Murat y Rubén cierran filas contra la violencia

DETRÁS DE LA NOTICIA: Murat y Rubén cierran filas contra la violencia

Opinión por  Alfredo Martínez de Aguilar

* Para la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, la diputada federal Tatiana Clouthier y, sobre todo, para el senador Salomón Jara Cruz, es muy cómodo culpar de la violencia en Oaxaca al gobierno de Alejandro Murat y no reconocer la responsabilidad de Morena.

* Yeidckol y Tatiana olvidan que desde diciembre la hija de Salomón Jara Cruz, Bxido Xhishe Jara Bolaños, fue impuesta como representante del Gobierno Federal en materia de seguridad en Oaxaca, sin que los morenistas la cuestionen por la violencia que critican.

El primer y principal derecho humano fundamental es a la vida y a la integridad física. La obligación correlativa del Estado mexicano es garantizar ante todo la seguridad de la población gobernada.

Y la seguridad física y patrimonial de los mexicanos en general y en particular de los oaxaqueños, necesaria y obligadamente, pasa por la procuración e impartición de justicia, pronta y expedita.

Por ello, resulta grave que continúe el baño de sangre contra políticos de los diversos partidos, autoridades y representantes populares, recrudecido durante las pasadas elecciones federales.

Sin minimizar la creciente inseguridad y brutal violencia, altamente preocupante porque convierte a todos en víctimas potenciales, el problema, de ninguna manera, es privativo de Oaxaca.

Es innegable que hasta ahora ha fracasado rotundamente el propósito del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de frenar la inseguridad y violencia a lo largo y ancho del país.

Del 8 de diciembre al 1 de enero se han contabilizado mil 786 homicidios, admitió Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, quien señaló que los datos sobre homicidios del periódico Reforma carecen de credibilidad.

El diario Reforma publicó que, de acuerdo con su propio recuento, las ejecuciones crecieron un 65 por ciento en el primer mes de mandato del líder izquierdista, respecto al mes de noviembre, al cerrar diciembre con al menos 887 ejecuciones u homicidios violentos. Tras la publicación, AMLO acusó al rotativo de ser “amarillista” y “no apegado a la realidad”.

De manera sorprendente, Durazo resaltó que los datos de homicidios dolosos serían todavía superiores a los aportados por el diario, pues normalmente, según distintos organismos oficiales, se superan los dos mil asesinatos al mes.

No obstante que la violencia se hace extensiva a todo el país, llama la atención que en 48 horas hayan sido asesinados en Oaxaca, dos militantes de Morena y uno más del Partido Unidad Popular, Cutberto Porcayo Sánchez, cuya muerte disputan al PUP morenistas, como Flavio Sosa Villavicencio. Yeidckol Polevnsky desmintió que sea militante de Morena.

Como en política no hay casualidades las investigaciones no deben descartar una mano negra que mece la cuna de la violencia, para dañar la imagen nacional del gobierno de Alejandro Murat y su relación cordial y respetuosa con Andrés Manuel López Obrador.

Para la dirigente nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Yeidckol Polevnsky, al igual que para Tatiana Clouthier, ex vocera de campaña de López Obrador, y para Salomón Jara Cruz, vocero de Morena en el Senado, es muy cómodo culpar de la violencia en Oaxaca al gobierno de Alejandro Murat.

Sin embargo, el reclamo a Morena, Yeidckol y Tatiana es muy claro en las redes sociales. “Urge detener la violencia en todo México. Cuándo lo van hacer? No se ven los cambios, pasan los días y todo sigue igual, mueren mexicanos y las promesas de campaña están lejos de cumplirse. Narco, huachicoleo, asesinatos, etcétera”.

Y en el caso particular de Oaxaca, Yeidckol, Tatiana y, sobre todo, Salomón Jara Cruz, olvidan que desde diciembre la hija de este último, Bxido Xhishe Jara Bolaños, fue impuesta como representante del Gobierno Federal en el Estado en materia de seguridad, sin que los morenistas la cuestionen por la violencia que critican.

Lo peor de todo es que ni siquiera en los gobiernos panista de Felipe Calderón, quien estalló la estúpida guerra contra el narcotráfico, y priista de Enrique Peña Nieto se había alcanzado el actual número de asesinatos.

No se trata de simples filias o fobias, sino de datos duros. En un solo día, el 3 de enero, la creciente ola de violencia dejó una estela de muerte en diversos municipios de Guanajuato, con un saldo total de 24 personas ejecutadas.

Ante esta sangrienta realidad es asunto de vida o muerte hacer, además, un llamado a los actores políticos a evitar incurrir en arbitrariedades, a no dividir, enfrentar e incendiar pueblos, desde los diferentes partidos, porque el que siembra vientos cosecha tempestades.

Para nadie es desconocido que muchos actores políticos, sobre todo, de la izquierda, han cometido graves injusticias que no son sancionadas por sus complicidades, presiones y chantajes, que al final generan venganzas.

De ello, están plenamente conscientes y sabedores el Gobernador de Oaxaca Alejandro Murat y el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, quienes se reunieron para toman acciones conjuntas, con el propósito de fortalecer la estrategia de procuración de justicia en el estado.

Asimismo, en la reunión el Gobernador y el Fiscal General abordaron los planes y programas que se efectuarán durante 2019 para combatir la criminalidad: homicidios, feminicidios, delitos sexuales, entre otros.

Congruente con el compromiso que en su administración habrá cero impunidad trascendió la renuncia del Secretario de Seguridad Pública, Capitán José Raymundo Tuñón Jáuregui, quien sería sustituido por Heliodoro Díaz Escárraga, Coordinador Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO).

Murat Hinojosa refrendó el compromiso del gobierno estatal con las familias oaxaqueñas de mantener las condiciones de seguridad necesarias, y en su caso sancionar a quienes infrinjan la ley, por lo que confía en el buen trabajo que realizarán las instancias encargadas de las investigaciones y procuración de justicia en el estado.

El Mandatario Estatal señaló que se redoblarán esfuerzos para mantener la paz y tranquilidad que la ciudadanía oaxaqueña demanda, por lo que durante esta reunión destacó el trabajo que realiza la Fiscalía General en aras de esclarecer los hechos ocurridos en el municipio de Tlaxiaco.

Cerrar filas entre el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el Fiscal General del Estado, Rubén Vasconcelos Méndez, es indispensable y urgente para enfrentar la inseguridad y violencia.

Afortunadamente, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), logró vincular a proceso a Jorge Morales Velásquez, como probable responsable de la muerte del Presidente Municipal y del Síndico de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Alejandro Aparicio Santiago y Perfecto Hernández Gutiérrez, respectivamente, ocurrido el pasado 1 de enero, en el centro de esa población de la región Mixteca.

Jorge Morales Velásquez –de 34 años de edad– es originario de Chiapa de Corzo, en el vecino estado de Chiapas y enfrenta cargos por el delito de homicidio calificado y lesiones calificadas, éstas últimas en agravio de Carlos Alberto Chávez Cruz y Cleotilde Santos Jiménez.

La detención del imputado se realizó en el lugar de los hechos, al ser identificado plenamente por testigos del lugar como la persona que disparó contra el munícipe y sus colaboradores, por lo que fue puesto a disposición de la Vicefiscalía Regional de la Mixteca.

El imputado Jorge Morales Velásquez –con antecedentes de haber servido como policía municipal en Tijuana-, fue vinculado a proceso este 3 de enero por los delitos de homicidio calificado con

premeditación y ventaja en agravio del edil Alejandro Aparicio Santiago y homicidio calificado en agravio del síndico Perfecto Hernández Gutiérrez.

También enfrenta cargos por el delito de lesiones calificadas en agravio de Carlos Alberto Chávez Cruz y Cleotilde Santos Jiménez, por lo que se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva, dictándose cuatro meses para el cierre de la investigación.

De acuerdo con la carpeta de investigación 19/FMIX/TLAXIACO/2019, los hechos ocurrieron aproximadamente a las 12:05 horas del pasado 1 de enero, cuando el edil Alejandro Aparicio Santiago y otros colaboradores de su Cabildo fueron agredidos por disparos de arma de fuego calibre .45 sobre el Boulevard Oriente, tras rendir protesta en la Presidencia Municipal.

Resultado de la agresión, el edil Alejandro Aparicio perdió la vida mientras recibía atención médica en el IMSS, siendo la causa de la muerte hemorragia interna intensa torácica por perforación de pulmón derecho. En tanto, el síndico municipal Perfecto Hernández, falleció la madrugada del 2 de enero a consecuencia de hemorragia del tórax derecho.

Ante estos hechos, la Fiscalía General del Estado reitera su firme compromiso de realizar una investigación a fondo sobre este doble homicidio y no permitir que delitos como éstos queden en la impunidad.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Revisar tambien

Signan convenio de colaboración Presidenta Juanita Cruz e INE

Comunicado. Este acuerdo coadyuvará en la elección de la autoridad auxiliar de la agencia de ...

A %d blogueros les gusta esto: