miércoles , noviembre 22 2017
Inicio / Opinión / Crónicas de la Ínsula: Urgen reglamentos de construcción pos sismo Juchitán, ¿de nuevo construcciones amateurs?

Crónicas de la Ínsula: Urgen reglamentos de construcción pos sismo Juchitán, ¿de nuevo construcciones amateurs?

 

Opinión Por: Cuauhtémoc Blas

Después de los fuertes sismo en el Istmo de Tehuantepec, entre diferentes opiniones de conocedores de la construcción, hay algo en lo que coinciden: edificios públicos y casas de no muy remota edificación cayeron por mal hechas. La pregunta es, ¿por qué el hospital del Seguro Social en Juchitán no se colapsó y sí el de la Secretaría de Salud? ¿Por qué si el primero es más antiguo y se encuentran en la misma zona?

El hospital de Salubridad, Macedonio Benítez Fuentes, se construyó en un lapso de diez años y cuando sobrevino el terremoto este 7 de septiembre tenía 26 años. Quedó inservible y lo están acabando de demoler. Esto es ejemplo muy a la vista de lo que se comenta de los malos manejos en las construcciones.

Periódicamente los empleados del Benítez Fuentes, sobre todo sindicalizados, se quejaban del mal estado de su hospital, de filtraciones en tiempos de lluvia y mala calidad de los acabados, de desprendimientos, etc. Diversas constructoras desfilaron en esos 10 años, de la mano de los diferentes secretarios de Salud estatales que ya sabemos cómo “trabajan”.

Tenorio fue a la cárcel; Martín Vásquez, impune

Por cierto, uno de estos secretarios de Salud sí alcanzó prisión, Germán Tenorio Vasconcelos; otros ex secretarios de Salud como Martín Vásquez Villanueva gozaron de los arreglos de impunidad entre gobernadores, Ulises Ruiz y Gabino Cué. En este segundo caso, a pesar de la investigación de la PGR donde se confirmaban malos manejos, no detuvieron a nadie.

Decenas de clínicas y hospitales siguen sin concluir, en obra negra o de “elefantes blancos” desde el sexenio de Ulises, lo que dejó claro que la construcción es el negocio de esos políticos. Por eso, el mensaje reciente emitido por José Narro, secretario federal de Salud, es muy elocuente: el nuevo hospital de Juchitán lo hará la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) no la Secretaría de Salud de Oaxaca, ¿qué sugiere eso? Más claro no puede ser, ellos tienen en el centro archivos y expedientes.

El cuestionado secretario de Salud actual, Celestino Alonso declaró que, de acuerdo a la revisión de los daños, el inmueble ya no era útil después de los temblores. No informó, obviamente, sobre la posible mala edificación.

SEDENA, constructora emergente

Además, otros edificios importantes serán construidos o rehabilitados por el ejército en esa municipalidad, es el caso de la Escuela Juchitán, donde ya trabaja SEDENA en la construcción del nuevo.

Se espera que haya ganancia en su funcionalidad, pues el edificio recién caído fue habilitado como escuela en 1935, siendo presidente municipal de Juchitán el General Heliodoro Charis, era cuartel

militar, quizá con algo de legendario y victorioso 13º batallón posrevolucionario con que se hizo general Heliodoro.

Como la historia que escriben los vencedores muchas veces es la que predomina, poco se recuerda que este general en vez de construir una escuela como fue la instrucción federal, desalojó el cuartel para volverlo escuela, ahorrándose los recursos. Hoy, por cierto, la que fuera casa del cacique juchiteco también está muy dañada, se espera que el gobierno federal la rescate. No estaría mal un museo de los “avances” de la revolución ahí.

Bien por la reconstrucción de edificios públicos de Juchitán con estos cuidados y candados, además de que será muy buena la noticia, de confirmarse, que el INAH se hará cargo de rehabilitar el centenario palacio municipal. Es imprescindible lo anterior, junto con el edificio Portal de la Industria, para conservar la personalidad de todo un pueblo.

Urgen reglamentos de construcción pos sismo

Pero en la construcción de las casas de las familias, no hay nada que indique que ahora no se construirá, como ha dicho el arquitecto Carlos Daniel León, con el predominio de la construcción amateurs y la falta de planificación, así como con materiales inadecuados, lo que sucedió en el pasado.

No hay un proyecto arquitectónico ni estructural para construir, dice el profesionista. Otros agregan que tampoco hay un análisis con ingeniería de suelos. Hay familias que ya han levantado sus bardas y construyen nuevas casas, ¿cómo las hacen si no hay nuevos reglamentos de construcción pos sismo?

La presidenta de Juchitán, Gloria Sánchez, declaró que ni la autoridad local aplica, ni el ciudadano respeta las normas de construcción, sin embargo, urgen nuevos reglamentos para que la poca gente con consciencia que desee construir bien sus casas los tenga a la mano y no caer de nuevo en la letal auto construcción amateurs.

Así se vería un buen trabajo de los gobiernos sobre todo federal y estatal, y no un despliegue de respuesta reactiva con soluciones inmediatistas, como casi siempre. Confían quizá que no habrá otro terremoto de aquí a las elecciones federales, o quizá también podrían tornarlo beneficioso para su, hasta ahora, exitoso proselitismo político. www.revistaenmarcha.com.mx, lc.blas@gmail.com y @blaslc

Revisar tambien

Crónicas de la Ínsula: Primer informe: continúa la inercia histórica

  Opinión Por: Cuauhtémoc Blas El gobernador Alejandro Murat Hinojosa rindió su primer informe de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *