jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Opinión / CRÓNICA POLÍTICA: PRI, no eliminen “grillo por chapulín”

CRÓNICA POLÍTICA: PRI, no eliminen “grillo por chapulín”

#Opinión Por:Rosy RAMALES

La ciudadanía en general y los mismos priistas (con sus excepciones) celebran la decisión de los delegados del PRI a la XXII Asamblea Nacional de terminar con el llamado “chapulinismo”; o sea, saltar de un cargo a otro por el principio de representación proporcional conocido también como plurinominal.

Y se ha dicho que mediante tal prohibición en los Estatutos del partido, quienes son, por ejemplo, senadores plurinominales en la elección inmediata no podrán ser candidatos a diputados federales por el mismo principio, ni a diputados locales pluris. O viceversa.

¡Se acabaron las mismas caras de Cámara en Cámara por los siglos de los siglos amén!

Hay quienes ya hasta forman parte del inventario legislativo y algunos hasta se han fosilizado, sin que la eterna permanencia en el Congreso haya servido para la profesionalización legislativa. Más bien actúan conforme a sus intereses, a veces hasta traicionando a su mismo partido.

Definitivamente gustó la decisión de los priistas de terminar internamente con los legisladores “chapulines”, que vienen siendo como parásitos en la función de los órganos del Estado. Y lo mismo ocurre en con los “chapulines” existentes en todos los demás partidos políticos, a ver si toman ejemplo del PRI.

Ahora ¿qué falta? Pues los priistas llevarán el dictamen de las reformas a los Estatutos a la plenaria de su XXII Asamblea Nacional a celebrarse este sábado, y en la cual deberán estar muy pendientes no sea que, como dice la vox populi, “den gato por liebre” metiéndole mano a las propuestas aprobadas y no haya tal terminación del “chapulinismo”.

Claro, aquí quedaría no “eliminen grillo por chapulín”.

¿Por qué la duda y la desconfianza?

Porque en un comunicado del Comité Ejecutivo del PRI, publicado, incluso, en la página web del partido, se dice que entre los cambios aprobados en la Mesa Nacional de Estatutos, que presidió el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín y se llevó a cabo en el Centro de Convenciones y Exposiciones “Campeche XXI”, en la capital de esta entidad, destacaron los siguientes:

• Quedaron eliminados los candados para aspirantes-simpatizantes a candidaturas a cargos de elección popular.

• Se aprobó la asignación del 30 por ciento de candidaturas para los jóvenes.

• Se creó una Secretaría Anticorrupción, que será un enlace directo con el Sistema Nacional Anticorrupción y hará a los candidatos priistas corresponsables con su partido en la transparencia y rendición de cuentas.

• Se prohibió la reelección inmediata de legisladores que llegaron a ese cargo por la vía plurinominal.

¿La reelección inmediata? Esta redacción se entiende como si quienes en este momento fungen como legisladores de representación proporcional no podrán ser postulados en el 2018 como candidatos para el mismo cargo y por el mismo principio.

Y entonces tal disposición solamente aplicaría a los diputados locales que en el 2018 hubieran tenido la posibilidad de reelegirse. ¿Por qué solamente diputados locales? Porque la reforma electoral constitucional en la cual se autoriza la reelección aplicará por primera vez en la próxima elección en algunas entidades federativas cuya elección anterior fue a la luz de dicha reforma.

En este contexto, deja lugar a dudas la redacción sobre el cambio en los Estatutos del PRI: “Se prohibió la reelección inmediata de legisladores que llegaron a ese cargo por la vía plurinominal.”

Tienen que se más claros, y establecer en los Estatutos con todas las palabras necesarias que queda prohibida la postulación inmediata de los legisladores de representación proporcional (plurinominales) a cualquier otro cargo por el mismo principio. Evidentemente, para aplicación tanto en el orden federal como el local.

Algo así.

Tal y como se redactó en el comunicado del PRI, se presta a trampas. Y entonces, cuando veamos la redacción en el texto de los Estatutos no quedará más que decir: “Era demasiado bello para ser verdad”.

Claro, y la ciudadanía se enojará.

Dicen algunos priistas, a quienes consultamos y que participaron en la Mesa Nacional de Estatutos, que la redacción del comunicado no corresponde al espíritu de lo aprobado en Campeche. Sin embargo, considera que en la plenaria de la XXII Asamblea Nacional la eliminación del “chapulinismo” sea ratificada tal y como fue aprobada por los delegados participantes en esa Mesa.

Y la reforma votada en Campeche consiste exactamente (dice) en que nadie que ejerza un cargo de elección popular por el principio de representación proporcional podrá ser electo (claro, primero postulado como candidato) de manera inmediata a otro cargo de elección popular por el mismo principio.

Ojalá porque el modus vivendi del “chapulinismo” le sale muy caro al pueblo de México.

En fin, una vez que la plenaria de la XXII Asamblea Nacional del PRI ratifique los cambios a los Estatutos, el Instituto Nacional Electoral (INE) los revisará para que puedan aplicarse sin ningún problema.

Falta que ahí en el INE, los mismos priistas muevan sus influencias para echar para atrás la eliminación del “chapulinismo”.

¿Y SI IMPUGNAN?

Claro, cualquier decisión del INE puede ser impugnada.

A propósito, ¿y si aquellos priistas que se sienten relegados con el candado de diez años de militancia como requisito para ser postulado como candidato a la Presidencia de México, impugnan?

Quizá podrían argumentar que diez años de militancia es un tiempo excesivo, que afecta sus derechos político electorales.

A ver qué dice el Tribunal Electoral. Puede que pegue, puede que no. Habrá magistrados que argumenten la autonomía del PRI para modificar sus estatutos como quiera; habrá magistrados con postura distinta.

Impugnar siempre es una apuesta en materia electoral.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

 

 

Revisar tambien

Crónicas de la Ínsula: Primer informe: continúa la inercia histórica

  Opinión Por: Cuauhtémoc Blas El gobernador Alejandro Murat Hinojosa rindió su primer informe de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *