miércoles , octubre 18 2017
Inicio / Opinión / CRÓNICA POLÍTICA: ¿Presencia es lo mismo presencia que preferencia electoral para gobernador de Oaxaca?

CRÓNICA POLÍTICA: ¿Presencia es lo mismo presencia que preferencia electoral para gobernador de Oaxaca?

#Opinión

Rosy RAMALES

Sin duda, el Gabinete de Comunicación Estratégica es una encuestadora seria. Sin embargo, a veces los estudios dejan dudas. Por ejemplo, en su estudio sobre el Clima Preelectoral en el Estado de Oaxaca difundido ayer en medios de comunicación, la encuestadora pregunta:

“Ya se empieza a comentar acerca de la próxima elección en su estado. Por lo que usted ha visto o ha escuchado, ¿quién o quiénes cree usted que podrían ser candidatos para la gubernatura en Gobernador 2016?”

Y en un cuadro, con el título “Posibles candidatos a % de presencia”, se clasifican y enlistan las respuestas “espontáneas” de los encuestados en relación con los aspirantes; así parece que: Alejandro Murat Hinojosa tuvo 62 menciones, representando éstas el 27.9% de presencia; Benjamín Robles Montoya 44 (19.9%); Eviel Pérez Magaña 39 (17.6%); Samuel Gurrión 24 (10.8%), y el resto tuvo de 2.7 menciones para abajo.

La duda es la siguiente: ¿Es lo mismo creer quién puede ser candidato a votar por éste? En otras palabras: ¿Es lo mismo la presencia a la preferencia? Es decir: ¿Los 62 ciudadanos que dijeron creer que Alejandro Murat Hinojosa podría ser candidato para la gubernatura de Oaxaca en el 2016, votarán por él?

El universo de encuestados fue de 800 ciudadanos mayores del 18 años residentes en el estado de Oaxaca y que cuentan con credencial de elector vigente. La encuesta se realizó apenas el 12 del mes en curso vía telefónica, y se utilizó como marco de la muestra la más reciente actualización de la Lista Nominal del Instituto Nacional Electoral (INE).

Y el estudio no lo dice, pero suponemos que la encuesta se realizó en base a los criterios científicos que debe aprobar la autoridad electoral. Por cierto, entre sus nuevas facultades, el INE es la autoridad encargada de emitir los criterios y lineamientos para el levantamiento de encuestas relacionados con los procesos electorales locales, y los Organismos Públicos Electorales Locales los ejecutan.

De acuerdo a la referida encuesta, personajes importantes en el rejuego político electoral obtuvieron menos menciones. Por ejemplo: Eufrosina Cruz Mendoza 6, que representarían el 2.7% de presencia; Francisco Martínez Neri 5 (2.1%), Javier Villacaña Jiménez 3 (1.4%), Mariana Benítez Tiburcio 3 (1.4%) y Alfonso Gómez Sandoval (0.5%).

Respecto a José Antonio Estefan Garfias el nombre se repite en la tabla, primero con 4 menciones, representando el 1.7% de presencia, y el segundo con 2 menciones (0.9%). ¿Cuál de los dos puntajes corresponderá a Pepe Toño? ¿Y el otro? ¿Se referirá a José Antonio Hernández Fraguas?

Y Salomón Jara Cruz, virtual candidato de Morena, salvo que Andrés Manuel López Obrador disponga otra cosa, tuvo 2 menciones, que representarían el 0.9% de presencia Ja, parece que en este caso es muy acertada la encuesta. Aunque Salomón lleva años haciendo trabajo político. Y a la hora de las votaciones puede pesar la figura de AMLO, quien en la elección federal pasada consiguió posicionar a Morena como la tercera fuerza electoral en el estado de Oaxaca, desbancando al PAN.

Retomando el tema, en la encuesta también hubo dos menciones para un candidato independiente (sin nombre). Y este es otro punto importante, porque como formal y legalmente aún no hay candidatos, la ciudadanía no tiene el abanico de opciones. Por eso, hizo bien la encuestadora en preguntar a los encuestados quiénes creen que podrían ser candidatos.

Y quizá cuando haya candidatos pregunte la preferencia electoral. Entonces tal vez cambien de posición los aspirantes que ahora salen con alta presencia o baja presencia, subirán o bajarán, aunque en ocasiones suele coincidir la presencia con la preferencia. Veremos qué pasa más adelante.

En fin, otra duda: Se dice que el tamaño de la muestra es de 800 encuestas, y en la tabla titulada “Posibles candidatos a % de presencia” la suma de menciones es de 222. ¿Y el resto? En los 222 no se suman aquellos que dijeron no saber o no contestaron, a menos que estén incluidos en “otros”. El dato es importante, porque en esa diferencia, de 578 encuestas, puede estar la clave electoral.

222, ¿no son muy poquitas menciones? ¿Y más poquitas para definir candidaturas?

En fin, necesitaríamos que nos explicaran el estudio minuciosamente.

Sin embargo, hay lecturas interesantes. Por ejemplo, la presencia de tres priistas: Alejandro Murat, Eviel Pérez Magaña y Samuel Gurrión Matías. Y si el primero no pudiera ser el candidato del PRI, lo sería alguno de los otros dos.

Aún así las menciones parecen mínimas para determinar una candidatura exitosa, sobre todo cuando los electores definen su voto cuando tiene el abanico completo de los candidatos (as) a los cargos de elección popular, salvo que se trate de voto duro el cual siempre estará definido a favor del candidato del respectivo partido político.

Y a veces ni siquiera el voto duro es seguro, cuando menos en el estado de Oaxaca donde las traiciones han estado a la orden del día, véase, por ejemplo, los casos de las elecciones de gobernador del 2010 y las recientes elecciones de diputados federales del 2015; mismos priistas abonaron de manera determinante en los fracasos electorales del PRI.

Revisar tambien

Escaparate Político: Juchitán, sin remedios

Opinión Por: Alfredo Sánchez Jiménez. Desde finales de los 80 me tocó reportear para el ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *