viernes , febrero 23 2018
Inicio / Opinión / CRÓNICA POLÍTICA: Las sabias palabras de Beltrones sobre la candidatura en Oaxaca

CRÓNICA POLÍTICA: Las sabias palabras de Beltrones sobre la candidatura en Oaxaca

#Opinión Rosy RAMALES

En entrevista con la Agencia Reforma, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, ayer hizo referencia al proceso interno para la selección y postulación del candidato (a) a la gubernatura oaxaqueña.

Cito textualmente un párrafo de la nota de la Agencia Reforma: “En estos momentos, explicó Beltrones, se realiza una evaluación en Oaxaca sobre quién podrá ser el candidato que no sólo acerque al PRI al triunfo, sino que lo haga gobernar.”

O sea, sabe de la necesidad real del PRI para recuperar la gubernatura y ejercerla sin escenarios de ingobernabilidad. ¿Derivados factores internos o externos?

Ambos. Pero sobre todo de factores internos. Los peores enemigos de los gobiernos priistas, son los mismos priistas; la disputa entre grupos internos por el control de una entidad, del partido, y de muchas cosas más, genera ingobernabilidad.

Es más, esa disputa, en ocasiones abona a la derrota del partido cuando el grupo antagónico fue beneficiado con la candidatura. Y si gana, hacen que el PRI no pueda gobernar mediante la persona electa en las urnas electorales.

Es una lectura de las palabras de Manlio, muy sabias en el caso de Oaxaca. ¿A quiénes enviaría el mensaje? ¿A los ex gobernadores? Por eso de sus necedades.

Repasemos el enunciado de Beltrones: · “… se realiza una evaluación en Oaxaca sobre quién podrá ser el candidato que no sólo acerque al PRI al triunfo, sino que lo haga gobernar.”

Claro, el PRI necesita un candidato ganador y que sepa gobernar.

Entonces, requiere de un perfil que como candidato tenga presencia real, el menor número de puntos débiles, los más bajos negativos en el ánimo del electorado y, sobre todo, el mayor número de coincidencias con los grupos internos. Algo así, más o menos.

Y que para gobernar tenga experiencia política y administrativa; conocimiento profundo de la realidad social, política, económica y cultural de Oaxaca, y la relación directa con fuerzas electorales, organizaciones sociales, y poderes fácticos diversos. Mmm. Y hasta doctrina partidaria.

Por cierto, en la usanza priista, en una entidad federativa el gobernador se convierte en automático en el jefe político de los priistas. Quizá sea una de las razones por las cuales la cúpula del PRI esté valorando el cuadro más idóneo para la postulación a la gubernatura.

Tras la aplastante derrota en el 2010, el PRI en Oaxaca quedó desamparado, a la merced de grupos internos: El que perdió en las urnas electorales y el que ganó abonando a la derrota. Ni siquiera tenían jefe político nacional, pues la Presidencia de México se encontraba en pode del PAN.

En alguna ocasión, Idelfonso Zorrilla Cuevas (q.p.d), hombre de partido, me dijo: “Al PRI le es necesario el presidencialismo, no puede funcionar sin el presidencialismo”. Palabras más, palabras menos, pero se refería a la figura del “jefe” para mantener el control del partido y procurar el ejercicio de gobierno sin sobresaltos derivados de factores internos.

En ese contexto, cabe preguntar: ¿Los priistas reconocerían como jefe político a un simpatizante? Los grupos rivales entre sí, ¿se someterían a la potestad política del que se quedara con la gubernatura?

En fin, en su nota la Agencia Reforma refiere que “Respecto a las presiones de los aspirantes para ser elegidos por el partido, Beltrones consideró que esas nunca dejan de existir”.

Y luego cita textualmente lo dicho por Manlio Fabio: “Sobre todo cuando hay intereses, pero lo que nosotros tenemos que hacer es administrar las emociones y hacer a un lado las obsesiones de muchos de aquellos que lo único que quieren es ser. Nosotros creemos que es más importante estar”.

¡Zas! O sea, ¿hacer a un lado las “obsesiones” de quienes solo quieren obtener la candidatura para demostrar al rival interno quien tiene más poder, pero no pueden ganar? Claro, es más importante ganar y gobernar, ser gobernador y no solamente candidato.

¡Y ese mensajito!, ¿para quién fue?

En la nota de la Agencia Reforma hay otro punto importante: La referencia hacia Gerardo Gutiérrez Candiani, quien ha pretendido la candidatura del PRI como simpatizante.

Manlio Fabio, dijo:  “Estamos muy contentos porque un personaje de la vida empresarial, en estos momentos nos manifiesta simpatizar con un partido político que ha alcanzado reformas tan importantes en el Gobierno del Presidente”….”Nuestros estatutos ya permiten que ciudadanos simpatizantes, no militantes, puedan ser candidatos”..

Una referencia muy diplomática, una cortesía para el ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial. De manera muy educada, ¿le diría que su perfil no daría el ancho para ganar y gobernar? Claro, Beltrones tampoco puede decir públicamente que sí a una eventual postulación de Candiani

En fin, que la declaración de Beltrones está llena de mensajes. Y lleva un mensaje principal: Que hasta ayer, el PRI todavía no había decidido la candidatura para la gubernatura de Oaxaca.

¿Será por eso que tras circular la nota de la Agencia Reforma, empezaron a fluir los boletín boletines de manifestaciones de respaldo de priistas hacia diversos aspirantes a la candidatura del PRI?

IRÍAN DOS COALICIONES

Y casi a minutos contados con los dedos de una mano, partidos solicitaron el registro del convenio de coaliciones para las elecciones de Gobernador de Oaxaca: Solo dos.

La coalición “Con rumbo y estabilidad para Oaxaca”, convenida entre el PRD, PAN y PT. Y la “Coalición PRI-PVEM-PANAL”.

El OPLE tiene hasta el 5 de febrero para aprobar los convenios de coalición, en su caso. Y si los aprueba, que es lo más seguro, para las elecciones de junio próximo estarían compitiendo: Dos coaliciones, cuatro partidos políticos por sí mismos (Humanista y los locales: Renovación Social (PRS), Unidad Popular (PUP)y el Social Demócrata (PSD), y tal vez un candidato independiente (hay tres aspirantes, que ya andan recabado firmas para la cédula de respaldo exigida por la ley, pero ninguno con posibilidades reales).

Así quedarían los equipos para los comicios de gobernador, salvo que alguna de las coaliciones se rompa, que el candidato independiente dimita o decline a favor de alguno de los candidatos de coalición, o que rehagan todo cuando se resuelva jurídicamente el problema de las candidaturas comunes.

***

Correo: rosyrama@homail.com

Revisar tambien

Escaparate Político: Nada para Nadie

Opinión por: Felipe Sánchez Jiménez Resulta que los que hacían cuentas alegres en la coalición ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *