jueves , mayo 23 2019
Inicio / Destacadas / CRÓNICA POLÍTICA: Las plazas, el punto crítico en la negociación con la CNTE

CRÓNICA POLÍTICA: Las plazas, el punto crítico en la negociación con la CNTE

Opinión por Rosy RAMALES

En una entrevista realizada por Mariana León, deEl Financiero, el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, reconoce como “difícil” la negociación con los maestros para definir la obtención de plazas.

Claro, es el punto crítico.

No será la evaluación, sino un proceso equitativo, transparente, público para garantizar educación de excelencia”. Y “son los puntos más finos y más difíciles para negociar y que todo mundo quede satisfecho”, dijo el funcionario como parte de “revalorar” al maestro.

Ups, ¡es un proceso a negociar! ¿Algo así como preguntarle al alumno: Cómo quieres que te evalúe para obtener calificación aprobatoria? ¿Con un trabajo “X”, incluso, de corta y pega en computadora? ¿Solo con la presentación del certificado de estudios de Escuela Normal? ¿Con una constancia aunque debas materias? ¿Nada más con el aval de alguna sección de la CNTE aunque el aspirante a la plaza solo tenga bachillerato o ni éste?

O sea, ¿el proceso de acceso a la plaza no estará en ley? Porque la ley no se negocia; se cumple.

Y miren, ciertamente la evaluación no es el único método para valorar las aptitudes de una persona aspirante a una plaza de profesor; hay otros métodos. Porque incluso, para impartir clases no solamente cuenta el conocimiento sobre las materias a impartir, sino también la experiencia pedagógica y las cualidades ex profeso.

Impartir clases es prácticamente un don, un compromiso sagrado con el alumnado, es la entrega total del docente al deber de instruir; es algo más allá de una mera chamba, que reditúe un sueldo seguro, un jugoso aguinaldo y una pensión de retiro.

Y en serio que hasta bendecidos son los profesores adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) como aquellos que solo guardan relación con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), así como los mentores de universidades públicas: Reciben muy buena paga y muy buenas prestaciones.

En cambio, los docentes de escuelas y universidades privadas ganan una miseria y carecen de prestaciones; sucede hasta en las instituciones de mayor prestigio. Ojalá y en las leyes secundarias de la “nueva” Reforma Educativa se incluya un trato equitativo para éstos.

En fin, tal parece que será la norma la sujeta a negociación. Porque Moctezuma Barragán dijo quesí habrá negociaciones con los docentes por las leyes secundariasque definirán los mecanismos de ingreso, y que ya se han tenido los primeros acercamientos.

Hizo referencia incluso a que serán rescatados elementos de los foros de consulta del año pasado y se harán mesas temáticas para poder recibir opiniones de maestras y maestros, y también de padres de familia, liderazgos sindicales, expertos y sociedad civil organizada.

Ajá. ¿Y para qué? ¿Para que el Gobierno Federal termine haciendo la voluntad de la CNTE? O sea, ¿montar todo un circo, maroma y teatro para legitimar decisiones de los mentores? Y vaya, tal parece que éstos ya le tomaron la medida tanto al Gobierno Federal como a los gobiernos locales.

Claro, no todo lo dictado por la Coordinadora está mal; hay cosas muy buenas propuestas por los maestrosdemocráticos; de hecho es una justa causa la lucha por sus derechos. Sin embargo, hay situaciones inadmisibles cuando lo que se busca es una educación de calidad en beneficio de la niñez y juventud de México.

Por ejemplo, el acceso a plazas de normalistas que no alcanzan promedios aceptables, o de personas que ni siquiera terminaron el bachillerato. ¿Cómo puede impartir clases alguien sin el conocimiento indispensable? ¿Cómo un reprobado puede ser ejemplo para el alumno?

Los mentores de la CNTE critican que cualquier profesionista (contadores, médicos, licenciados, arquitectos, etc.) puedan convertirse en docentes sin haber pasado por una Escuela Normal; no tienen pedagogía, dicen. Sin embargo, los hay muy buenos y remedian la deficiencia tomando los cursos necesarios.

Pero ¿cómo remediar la falta de conocimiento de alguien que no cursó ni el bachillerato? En algún tiempo no muy lejano, pulularon los casos de las plazas heredadas a los familiares sin que éstos hubieran cursado la educación básica. ¿Se volverá a esos tiempos?

Todavía es más remediable la situación de los normalistas reprobados o sin promedio aceptable. ¿Cómo? Repitiendo cursos hasta conseguir los niveles satisfactorios. Pero ¿lo aceptaría así la gremial? Recordemos que la exigencia ha sido “la plaza en automático”.

A ver en qué termina el asunto magisterial; ojalá tenga final feliz.

Por lo pronto, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció una reunión con líderes sindicales para el próximo lunes en Palacio Nacional; a ver si es la mesa de diálogo de alto nivel que está demandando la CNTE.

En serio, ni la población en general quiere plenito con la Coordinadora, ni está en contra de sus demandas; solo pide un realeducación de calidad con todo lo que ello implica.

Revisar tambien

Muere hombre en accidente

IGAVEC Huajuapan de León, Oax.- Derivado de un accidente automovilístico, perdió la vida quien respondía ...

A %d blogueros les gusta esto: