jueves , septiembre 20 2018
Inicio / Opinión / Crónica Política: Javier Corral, ¿se acordará de Cué?

Crónica Política: Javier Corral, ¿se acordará de Cué?

Opinión por: Rosy RAMALES

Siendo diputado federal, Javier Corral Jurado fue uno de los panistas que promovió decididamente la conformación de la coalición “Unidos por la paz y el progreso” mediante la cual el PAN, el PRD, el PT y Convergencia llevaron a Gabino Cué Monteagudo a la gubernatura de Oaxaca, en el 2010.

De hecho, el 20 de enero de ese año, en una declaración de prensa a EL Universal, Javier Corral “destapó” a Cué y llamó a las fuerzas del PAN para ir en alianza con la izquierda por el gobierno de la entidad, la cual necesitaba conocer la alternancia y salir de la pobreza guiada por una administración democrática.

Y al cabo del tiempo, la alternancia en Oaxaca se convirtió en su peor pesadilla.

La alternancia es buena. Sin embargo, los ambiciosos grupos políticos enquistados en los partidos coaligados, los poderes fácticos que contribuyeron al triunfo aliancista y los propios colaboradores más cercanos (legales y extralegales) de Cué, solamente vieron el gobierno como botín.

Así, el llamado “gobierno de coalición” y de la “transición democrática” fue un rotundo fracaso.

Cué repartió el gabinete entre el PRD, el PAN, el PT y Convergencia, quedándose con las principales secretarías. Pero no fue un simple reparto de puestos, sino fue una distribución del ejercicio del Poder Ejecutivo y la entrega de la parte proporcional del botín. ¿O no?

Vaya, hasta el hoy brazo derecho de Andrés Manuel López Obrador, Salomón Jara Cruz, disfrutó de las mieles del gobierno; fungió como Secretario de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Acuacultura (Sedafpa) hasta el 2013, en que lo sustituyó el panista Edgar Guzmán, quien después es relevado por Jorge Carrasco Altamirano, hermano de Diódoro, ex priista y militantes del PAN cercanísimo a Rafael Moreno Valle.

Gabino dejó hacer y deshacer en su gabinete. Hasta daba la impresión de que él no gobernaba. Algunos de sus leales colaboradores, aseguran que Cué no se dio cuenta de los atracos al erario por parte de los servidores públicos de su administración. ¿En serio? No es creíble.

El caso es que ahora enfrentan proceso penal cuatro de sus Secretarios: Dos de Finanzas, el de Salud y uno de Vialidad y Transporte; éste último miembro del PAN, precisamente dirigía al partido cuando la elección del 2010. Solamente uno de ellos goza de medida cautelar, los demás siguen el proceso en prisión.

Y el Fiscal Estatal Anticorrupción, Jorge Emilio Iruegas Álvarez, dice haber más ex funcionarios denunciados e investigados.

En fin, que al concluir el sexenio Oaxaca enfrentó colapso económico, según informó en su momento el gobernador entrante, Alejandro Murat Hinojosa. Y no se trató solamente de una declaración política de un priista en contra de un aliancista; los oaxaqueños resentían terriblemente la crisis económica en la entidad, la falta de recursos públicos en obras y acciones de gobierno.

¿Y a todo esto qué ha dicho Javier Corral Jurado?

En octubre del 2014, en una de sus visitas a Oaxaca como Senador de la República, Javier Corral se dijo decepcionado del gobierno de Cué, reconoció haber compromisos incumplidos y que los equilibrios no funcionaron en la coalición.

Y precisó: “Gabino Cué ha tenido miedo a gobernar, ha confundido la tolerancia con el miedo, fallando así los equilibrios para evitar que se desbocara su gobierno como lo está ahora. Hay un robo descarado en el estado, a través de Jorge Castillo, a quien el gobernador le concedió atribuciones que sólo le competen al poder constituido legal y legítimamente.”

Incluso, en ese momento Corral Jurado cuestionó el trabajo de la panista Perla Woolrich como Secretaría de Contraloría y Transparencia Gubernamental ante los casos de corrupción en el gobierno de Cué.

Entonces, la postura de Javier Corral en contra de la corrupción no pasó de meros señalamientos mediáticos. Se acercaba el proceso interno para la elección de presidente nacional del PAN, en cuya contienda compitió con Ricardo Anaya Cortés.

Queda la duda sobre si Corral Jurado hizo el intento de impulsar, con sus afines en Oaxaca, acciones jurídicas en contra de Gabino Cué y de los panistas que colaboraron con éste. ¿O dejó pasar?

En el ámbito nacional, Javier Corral debería poner el ejemplo de lo que resultó en Oaxaca una coalición de derecha-izquierda.

Y hacerse el propósito que como gobernador de Chihuahua, no terminar como Cué.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Revisar tambien

CRÓNICA POLÍTICA: PRI y Morena en ascuas en Oaxaca; ¿cuándo resuelve Sala Xalapa?

Opinión por:  Rosy RAMALES Y paralizado todo el cabildeo para la próxima Legislatura En realidad no ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *