domingo , septiembre 22 2019
Inicio / Destacadas / CRÓNICA POLÍTICA: Eréndira, prudente y calladita se vería más bonita

CRÓNICA POLÍTICA: Eréndira, prudente y calladita se vería más bonita

Opinión por Rosy RAMALES

La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, debió guardar prudencia en torno al caso del director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, cuyos bienes serían más de los asentados en su declaración patrimonial de acuerdo a una investigación periodística de Areli Quintero y Carlos Loret de Mola.

Irma Eréndira tiene razón cuando ha dicho: “No todo el que tiene es malvado”. Y cuando ha preguntado: ¿O ya es pecado vivir en Las Lomas o Polanco..?”

Cierto, hay personas cuyo patrimonio es producto del sudor de su frente. O sea, de un trabajo honesto y de sol a sol; de emprender, de invertir, de arriesgar; gracias a lo cual se hicieron de bienes y hasta de una moderada fortuna. También hay personas cuyo caudal proviene de una herencia.

No todo el que tiene forjó su riqueza robándole al pueblo a su paso por los distintos cargos que ha tenido, ya sean de elección popular o en la administración pública; o a base de tráfico de influencias o de negocios turbios al amparo del poder.

No todos.

Además, en política se gana bien. Y se ganaba re-que-te bien en los tiempos del otrora hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), que le tocó vivir a Manuel Bartlett como priista: Fue Secretario de Gobernación y Secretario de Educación Pública, Gobernador de Puebla y senador, entre cargos menores como embajador y asesor de secretarios de Estado.

Seguramente desde sus inicios en política allá por 1962, cuando fue secretario auxiliar de Javier Rojo Gómez, secretario general de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Bartlett Díaz tenía un buen ingreso; eran tiempos de un partido en el poder muy generoso y desprendido con quienes le servían.

Nada de escatimar en gastos, ni en recompensas, ni en canonjías, ni en nada.

Al hoy director general de la CFE en el gobierno de izquierda lopezobradorista, le tocó disfrutar de la época dorada priista, cuando los dirigentes del PRI eran como Secretarios de Estado al servicio del Presidente de México en turno y por lo tanto disponían a manos llenas del erario ¿O no?

Haya sido de una o de otra manera, Bartlett lo ha de tener claro, pues en 1964 lo hicieron secretario auxiliar del entonces presidente del PRI nacional, Carlos A. Madrazo; periodo en el cual el poblano también participó en la organización del movimiento juvenil priista, según dan cuenta sus datos bibliográficos.

Todo lo anterior sale a colación porque Manuel Bartlett ya tiene sus ayeres en políticaAlrededor de 57 años, a lo largo de los cuales ha ocupado diversos cargos, entre éstos el de Secretario General del PRI.

Incluso, más recientemente fue senador plurinominal del Partido del Trabajo, y ahora director general del CFE.

Vaya, Bartlett ha sido un político visionario y con tan buena estrella que ahora recoge los frutos de cuando siendo del PRI llamó a los priistas a dar un “voto útil” a favor del candidato presidencial de la coalición PRD-PT-Convergencia, Andrés Manuel López Obrador, en la elección del 2006.

Tan suertudo que la izquierda le perdonó su presunta responsabilidad en la caída del sistema electoral cuando era Secretario de Gobernación y como tal presidía la entonces Comisión Federal Electoral (que luego fue sustituida por el IFE) cuando las elecciones presidenciales de 1988, en las que según resultó electo Carlos Salinas de Gortari por encima de Cuauhtémoc Cárdenas.

En fin, retomando el tema: ¿Cómo no tener una fortuna después de alrededor de 57 años en política y habiendo pasado por infinidad de cargos públicos y de elección popular? Un lapso en el cual Manuel Bartlett bien pudo haber hecho un re-que-te-gordo cochinito.

Como haya sido, a la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, no correspondía enfrascarse en discusiones o aclaraciones en redes sociales con escritoras (Denisse Dresser) y políticas (Xóchitl Gálvez) en relación a las propiedades de Manuel Bartlett.

Eréndira debió comportarse de acuerdo a su investidura: Con prudencia. Hubiese bastado un mensaje general por ejemplo en los siguientes términos: “La Secretaría de la Función Pública actuará conforme a la ley y a sus facultades”. Y punto, así, sin más explicación, aún cuando le hubiesen etiquetado comentarios.

Sin embargo, se enfrascó en dimes y diretes en redes sociales, incluso usando algunas palabras y entre comillados como en tono irónico, con lo cual evidenció  (aunque no haya sido el propósito— cierta defensa a favor de Manuel Bartlett.

Máxime cuando la titular de la Secretaría de la Función Pública no debe emitir juicios de manera adelantada en torno a una denuncia, a una queja, en contra de algún servidor público del gabinete del presidente AMLO (de extracción morenista), sin que existan resultados sobre la correspondiente investigación.

Incluso, no debe emitir juicios en redes sociales y menos usando palabras irónicas aunque no haya denuncia o queda de por medio.

Irma Eréndira debe asumir una posición institucional, nada más. Internamente ya sabrá si lo defiende o no.

Independientemente de lo anterior, quien ha sido servidor público (así sea de cargo menor) sabe de a obligación de declarar todos sus bienes.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Revisar tambien

Autoridades, promotores culturales y deportivos presentaron la quinta carrera atlética de la Canción Mixteca

Comunicado **Esta edición será denominada “Yucuñudee” Cerro del Pueblo de Valientes, la carrera se efectuará ...

A %d blogueros les gusta esto: