domingo , septiembre 22 2019
Inicio / Destacadas / CRÓNICA POLÍTICA: El retiro de Porfirio; el regreso de Manuel

CRÓNICA POLÍTICA: El retiro de Porfirio; el regreso de Manuel

Opinión por Rosy Ramales

Porfirio Muñoz Ledo a punto estuvo de tirar a la basura su larga trayectoria de demócrata y estadista, pero su lucidez se impuso nuevamente al decidir retirarse de la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados Federal justo cuando ésta pisaba el umbral de una crisis política y constitucional.

Y hacia allá llevaban también al país, debido al ninguneo del resto de las fuerzas políticas. Además, porque el mal ejemplo cunde y seguramente en los Congresos Locales los ambiciosos morenistas esperan fragüe la organización autoritaria para proceder en consecuencia en el ámbito de las entidades federativas.

Bueno, aún nadie puede cantar victoria. Porque Muñoz Ledo se retiro de la presidencia de la Mesa Directiva, pero nadie habló de retirar la propuesta de reforma a la Ley Orgánica del Congreso General para que el grupo parlamentario con mayoría absoluta presida la Mesa Directiva tres semestres legislativos.

Y tal propuesta es ya muy generosa por parte de los legisladores morenistas; su intención era presidir los tres años legislativos.

Lo que sí, es que Muñoz Ledo se comprometió a acompañar los diálogos como una solución política para propiciar entendimientos y llegar a acuerdos a fin de evitar una crisis constitucional y, en cambio, conseguir la ruta institucional.

En fin, que Porfirio puntualizó: “Toda mi vida, he pensado que la principal virtud de un político es la congruencia, también que se puede tener el poder y no pasar a la historia, se puede pasar a la historia sin tener el poder”.

Cierto. Y él ha sido un político congruente, con algunos momentos de excepción; pero la mayor parte de su vida ha mostrado su vocación democrática y de hombre de Estado.

Precisamente por lo mismo a él le consta la larga lucha de la oposición por mantener el equilibrio de fuerzas en los órganos de gobierno camerales; la convivencia institucional de la pluralidad y la consideración de las minorías.

Entonces, ahora que Morena es mayoría ¿por qué retroceder hacia elagandalle? La oposición, y sobre todo la izquierda (con la cual se identifica Muñoz Ledo) luchó a brazo partido por anular la Gran Comisión como el único órgano de gobierno cameral en la gloriosa época priista.

La Gran Comisión la presidía el líder de la bancada mayoritaria los tres años legislativos, y compartían la Mesa Directiva con la oposición; una Mesa que venía siendo mero adorno.

En la medida en que el PRI fue perdiendo fuerza fue cediendo posiciones en los órganos de gobierno camerales hasta que llegó el momento del cambio de Gran Comisión a Junta de Coordinación Política, de un papel más activo de la Mesa Directiva y de la creación de una Conferencia Parlamentaria.

Y tanto en la Junta de Coordinación Política como en la Mesa Directiva, la presidencia se ha rotado conforme el número decreciente de diputados de los tres principales grupos parlamentarios: El primer año de ejercicio legal lo había presidido la bancada con más legisladores; el segundo, la que le seguía y así el tercero.

¿Por qué ahora Morena quiere quedarse con todo? Así ni parecen de izquierda, sino más bien el rescoldo del priismo más autoritario; o, también, el radicalismo extremo.

En fin, la actitud de Porfirio Muñoz Ledo da un respiro a México, hasta el momento. Porque, miren, no se trata simplemente de conducir una Mesa Directiva, sino de conducir el país en lo correspondiente al Congreso Federal, donde se cocina el andamiaje jurídico de los órganos de gobierno.

EL REGRESO DE MANUEL VELASCO

Como es sabido, Eduardo Murat Hinojosa ayer dejó de estar en funciones como senador de la República porque Manuel Velasco Coelloregresa como propietario mañana jueves, según se sabe.

El chiapaneco volverá a ejercer como senador, quizá de aquí hasta diciembre próximo. Porque anda el run run de que con mucha anticipación ha enviado carta a Santa Claus pidiendo cargo en elgabinete del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Y parece que Santa Claus ya dio señales de complacer la petición de Manuel Velasco. ¿Secretaría de Estado? ¿O Subsecretario de Gobernación?

Lo que el güerito pida; es el consentido de AMLO. Claro, hizo méritos con la división de la oposición en Chiapas y el triunfo de Morena en la pasada elección de Rutilio Escandón como gobernador.

Además, en alguna época López Obrador vivió en casa del abuelo de Velasco Coello.

En fin, si Santa Claus le cumple al chiapaneco, entonces Eduardo Murat regresaría al Senado entre diciembre y enero; mientras Lalito esperará sin asumir cargo alguno en la administración pública federal.

O quizá se tome una vacaciones en Cancún, donde él mismo dijo tuvo una novia. ¿O fue en otro inolvidable destino turístico? Bueno, también puede vacacionar en Estados Unidos, Europa o en cualquier parte del mundo; con la dieta que tuvo en el Senado, le súper alcanza.

En fin, el regreso de Manuel Velasco al Senado implica la posibilidad de que también asuma nuevamente el liderazgo de la bancada del PVEM, donde hasta el momento ha hecho buen papel el oaxaqueño Raúl Bolaños Cacho Cué.

Raúl Bolaños no es político de agandalle, así que seguramente pondrá a disposición de Manuel Velasco la coordinación de la bancada; o, en todo caso, no pondría objeción alguna si el chiapaneco le solicita la devolución de la posición.

Finalmente se entiende que entre Manuel Velasco, Eduardo Murat y Raúl Bolaños hubo un acuerdo político. O el acuerdo quizá lo hizo el propio AMLO con José Murat. Como haya sido, de que hubo acuerdo, lo hubo.

Y bueno, si Raúl Bolaños deja la coordinación de la bancada del Partido Verde seguramente asumirá la presidencia de la Comisión Permanente del Medio Ambiente en el Senado.

Revisar tambien

Autoridades, promotores culturales y deportivos presentaron la quinta carrera atlética de la Canción Mixteca

Comunicado **Esta edición será denominada “Yucuñudee” Cerro del Pueblo de Valientes, la carrera se efectuará ...

A %d blogueros les gusta esto: