martes , diciembre 18 2018
Inicio / Destacadas / CRÓNICA POLÍTICA: “El Peje necesita un Peje; yo seré ese Peje”: URO

CRÓNICA POLÍTICA: “El Peje necesita un Peje; yo seré ese Peje”: URO

Opinión por: Rosy RAMALES

Con acento irónico, el líder de la corriente nacional Democracia Interna, Ulises Ruiz Ortiz, se mofa de la postura de los cuadros priistas cuando han dicho que el PRI será una “oposición responsable”, cuya frase enuncia adelgazando la voz y haciendo muecas.

Luego, en tono serio y firme, dice de manera tajante: “Lo que El Peje necesita es un Peje; yo seré ese Peje”.

No es errado su planteamiento, consistente en mantener como priista una postura de evaluación crítica y constante al próximo Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador. Claro, al tabasqueño le funcionó contra el PRI.

Cita como ejemplo estar el 01 de enero del 2019 en el lugar destinado a la construcción del Aeropuerto de la Ciudad de México para constatar si AMLO como Presidente de la República ha empezado a cumplir sus promesas de campaña o, por el contrario.

Ulises Ruiz trae anotados, incluso, cada uno de los puntos en los cuales no quitará el dedo del renglón como presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, por cuya aspiración empezó a trabajar hace mucho tiempo, pero que aceleró tras la debacle electoral de su partido (resultado de los comicios de julio pasado).

En esa aspiración, aún no inicia su recorrido por las entidades federativas. Pero ya anda calentando motores, contactando, cabildeando, afinando detalles.

Y este fin de semana estuvo en su natal Oaxaca donde en la fresca mañana de domingo desayuno en el restaurante de un hotel localizado al norte de la capital un platillo muy regional: Huevos en salsa roja y aparte tasajo asado, y no comió pan dulce.

Quizá anda a dieta. Lo ven muy delgado. ¿Imagen para su campaña a la presidencia nacional priista?

En ese lugar, lo saludó una pareja de panistas de clase bastante acomodada. “¡Apúrate Ulises!”, le arengaron para la presidencia del CEN del PRI.

Una señal de estarse posicionando, pues hasta en la oposición lo miran como candidato fuerte para presidir el longevo y maltrecho partido.

LA REBELIÓN DE LA MILITANCIA

Luego lo vieron en otro restaurante reunido con un numeroso grupo de personas, en su mayoría priistas que lo asumen como el líder a quien seguir. Si en corto junta gente, imagínenlo cuando en campaña se pare en las plazas públicas llamando a militantes y simpatizantes a ir por la refundación del PRI. ¿Y si no lo dejan llegar? Tiene un plan “B”, del cual prefirió no hablar.

Por lo pronto, espera que la presidenta del CEN del PRI, Claudia Ruiz Massieu, convoque a la elección de una dirigencia de transición que concluya el periodo de cuatro años de Manlio Fabio Beltrones Rivera, a vencer en el 2019, y que sea, como ha dicho, un cuadro que garantice imparcialidad.

Y ese dirigente de transición deberá convocar a la elección de un presidente nacional del partido de cuatro años, en la cual plantea competir el ex gobernador oaxaqueño, y ya en el Comité convocar la asamblea para la refundación, la cual implica reformas a los estatutos y el replanteamiento ideológico, entre otros aspectos.

En lo sucesivo “habrá solamente elección por consulta tanto para dirigencias como para candidaturas a cargos de elección popular”, adelanta como parte de la reforma estatutaria. Y en la ideológica, propone la social democracia moderna.

En este punto, manifiesta preocupación por el problema del PRI, cuya ideología se parece mucho a la de Morena, entonces deben definirla muy bien para efectos electorales. En cambio la del PAN es natural desde su fundación: De derecha.

Ruiz Ortiz tiene muchos planes y propuestas para presidente nacional del PRI. Aunque sabe que la cúpula priista no abrirá la elección a la consulta a la militancia (y simpatizantes). De hecho, Manlio Fabio Beltrones, en una entrevista de prensa, ya adelantó las dos rutas, una de ellas es la consulta “si hay condiciones”.

Pero en cualquier vía, la estructura la tiene la cúpula, lo cual tampoco es impedimento para rebasarla y ganar, según calcula. Pone como ejemplo la última Asamblea Nacional cuando en la mesa de estatutos, la militancia se rebeló y por encima de la “línea” aprobó la reforma de “los chapulines” (para no saltar de un cargo pluri a otro cargo pluri).

Entonces, es posible la rebelión de la militancia (y de la base priista) tan pronto y como ocurra la renovación de los Poderes Legislativo y Ejecutivo Federal. Así lo ve. ¿Y ocurrirá? Porque hasta el momento contadísimos con los dedos han salido a enfrentar a la cúpula priista. Ocurrirá, vaticina URO.

Quizá, cuando les caiga el veinte de que el primero de julio lo perdieron todo gracias a esa cúpula que no supo leer el mandato de mexicanos que en el 2012 le dieron la confianza otra vez al PRI tras la decepción de los gobiernos del PAN (Vicente Fox y Felipe Calderón).

En fin, en la plática con esta escribiente, Ulises Ruiz enuncia los cuatro puntos de la última carta abierta de Democracia Interna dirigida a Claudia Ruiz: Renovación de Comités Estatales y Municipales (vencidos) por consulta, cese de nombramientos los cuales debe realizarlos la presidencia de transición, que ésta la ocupe un priista con méritos y prestigio (que convoque a la elección de la nueva dirigencia y sin dados cargados) y la instalación de la Comisión de Reflexión sobre las causas de la debacle del PRI (pero “sin trampas”).

EL OTRO ‘PEJE’

Cuando abordamos el tema AMLO, preguntamos  a Ulises de ese run run sobre un supuesto pleito a morir entre ambos, surgido cuando en Tabasco Roberto Madrazo Pintado le ganó la elección a López Obrador, y URO era el operador priista.

“Ninguno, no hay pleito”, asegura Ruiz Ortiz, y agrega: “Eso es algo que han inventado para meter miedo”. ¿Quién? No lo dice.

En lo que sí se explaya es en la explicación de los puntos en los cuales no quitaría el dedo del renglón cuando Andrés Manuel asuma la Presidencia de la República. Para entonces él alistaría su campaña formal a la dirigencia del CEN del PRI. Claro, si la cúpula lo deja; en todo caso Ulises tienen un plan “B”.

Ulises Ruiz considera que López Obrador anda un poquito errado en su planteamiento de crear más refinerías. “¿Para qué tantas si nada más quedan alrededor de 12 años de petróleo?”, pregunta. Además, agrega, en cinco años más los autos se moverán mediante otra energía.

Y a propósito, la energía eólica será la alternativa. Entonces en vez de refinerías es necesario crear más parques eólicos. Mmm, pues es la opción.

Por otra parte, como oposición real, el PRI (en sus documentos básicos) plantearía elevar a rango constitucional la asistencia social como un derecho fundamental con especificación de los programas sociales, de modo tal que nadie se sienta en deuda con el Presidente de la República, sino por el contrario, le exija el cumplimiento del derecho.

Porque hasta ahora, como bien lo reconoce (y seguramente hasta lo aplicó cuando fue gobernador de Oaxaca), los programas sociales han sido usados para comprometer electoralmente a quiénes los reciben.

Por cierto, Ruiz Ortiz cree firmemente en que AMLO pretende ir a referéndum dentro de tres años haciendo campaña durante ese lapso con recursos públicos. El objetivo, ve, es que López Obrador vuelva a impactar en las elecciones intermedias para ganar todo otra vez.

Y sería probable porque para entonces no tendría tanto desgaste como Presidente de México, salvo que se empecine en errar permanentemente. Como sea, ahí estará URO para cuestionar la actitud del Ejecutivo Federal, según plantea. Veremos.

Revisar tambien

Particulares chocan en la carretera Huajuapan-Oaxaca

IGAVEC Huajuapan de León, Oax.- Dos unidades de motor se vieron involucradas en un accidente ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *