miércoles , julio 18 2018
Inicio / Opinión / CRÓNICA POLÍTICA: El lavatorio de manos sobre las candidaturas “trans”.

CRÓNICA POLÍTICA: El lavatorio de manos sobre las candidaturas “trans”.

Opinión por Rosy RAMALES

El tema sobre el registro de presumibles hombres heterosexuales como mujeres transgénero para candidatas a presidentas municipales en el estado de Oaxaca como una supuesta forma de cumplir con la paridad de género, ha desatado tanta polémica que ahora algunos partidos políticos se echan la culpa entre sí, lavándose las manos cual Poncio Pilatos.

Y con ese lavatorio, casi tácitamente aceptan haber simulación, fraude a la ley, en el registro de las 19 candidaturas trans para las elecciones de concejales a los ayuntamientos de julio próximo. Aunque dos de las personas registradas han sido reconocidas por los frentes de la diversidad sexual como trans, y 17 están en tela de juicio.

Los partidos que registraron las candidaturas trans son PAN-PRD-Movimiento Ciudadano en coalición; PRI-PVEM-Panal en coalición; y MC y Panal por sí mismos. Y la mayoría de las 17 candidaturas cuestionadas corresponden a primera coalición referida aquí.

Sin embargo, este miércoles la dirigencia estatal del PRD se deslindó del registro de las candidaturas trans, responsabilizando de las mismas al PAN y a MC.

Incluso, el líder perredista, Raymundo Carmona Laredo, pidió al Instituto Estatal y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) sancionar, en caso dado, a los partidos infractores de la paridad de género falseando las candidaturas trans.

Movimiento Ciudadano también se deslindó, aunque no lo hizo públicamente. Y el Panal manifestó haber confiado en la auto adscripción firmada por las personas que registró como candidatas trans.

Claro, los partidos involucrados esperan la resolución de los órganos competentes del IEEPCO sobre la investigación que realizan respecto de tales candidaturas, registradas al amparo del artículo 16 de los Lineamientos en Materia de Paridad de Género 2018, el cual establece:

“En caso de postulación de persona transgénero, transexuales, intersexuales o muxes, la postulación de la candidatura corresponderá al género al que la persona se auto adscriba y dicha candidatura será tomada en  cuenta para el  cumplimiento del  principio de paridad de  género. De la cual el partido político postulante deberá informar en  el  registro  correspondiente a la  fórmula o planilla de que se trate”.

¿Qué investigará el órgano electoral? Que las personas registradas realmente sean transgénero, transexuales, intersexuales o muxes, o si se trata de hombres heterosexuales coludidos con los partidos políticos en una simulación para burlar la paridad de género exigida por la ley en el registro de candidaturas.

Bueno, suponemos que ello investigará el IEEPCO porque éste, aunque se ha pronunciado por la indagatoria, no ha informado cómo investigará y probará la veracidad o la falsedad de la condición tras de las personas registradas como tales, cuando solamente firmaron una carta donde se auto adscriben así, la cual, por cierto no hizo pública la autoridad electoral faltando al principio de máxima publicidad.

Y en la investigación el IEEPCO deberá considerar las pruebas aportadas por integrantes de los frentes de la diversidad sexual respecto de hombres heterosexuales registrados como mujeres trans en candidaturas a presidencias municipales, tanto propietarias como suplentes.

Incluso, las denunciantes, en su queja que presentaron ante el IEEPCO para iniciar el procedimiento sancionador correspondiente, le dan luces a las consejeras y consejeros electorales para poder resolver, cuando señalan lo siguiente:

“Uno de los primeros y principales elementos para acreditar la autoadscripción a una identidad Trans, es la renuncia al nombre con el que dicha persona fue registrada civilmente, y al sexo que le fue asignado al momento de nacer.  La identidad trans es una identidad política, por ello una persona que se asume como trans, exige ser identificada, tratada, nombrada y visibilizada con los atributos de su autoadscripción. Si esas 17 personas candidatas desean que aparezca en la boleta electoral el nombre asignado al nacer y que consta en sus actas de nacimiento originarias, entonces NO son personas trans o muxe y no deben beneficiarse del artículo 16 de los lineamientos de paridad.”

Y efectivamente, los 17 hombres registrados como “candidatas” aparecen con su nombre de hombre, no de mujer conforme a un cambio en el acta de nacimiento.

LA PETICIÓN DEL PT

Incluso, el Partido del Trabajo (PT), a través de su representante Ignacio Uraga Peña, mediante oficio pidió ya la intervención del Instituto Nacional Electoral (INE) en el caso de las candidaturas trans a presidencias municipales en Oaxaca.

Y además solicita la cancelación del registro nacional de los partidos que hayan simulado candidaturas trans para burlar la paridad de género, multarlos, cancelarles todas las candidaturas a los cargos de elección popular, y dar vista al Ministerio Público Federal.

JURISPRUDENCIA SOBRE LA PARIDAD DE GÉNERO

Una lectora nos envió la siguiente jurisprudencia sobre la interpretación de la paridad de género, pidiéndonos difundirla con atención al IEEPCO:

Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, correspondiente a la Segunda Circunscripción Plurinominal, con sede en Monterrey, Nuevo León
Jurisprudencia 11/2018

PARIDAD DE GÉNERO. LA INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DE LAS ACCIONES AFIRMATIVAS DEBE PROCURAR EL MAYOR BENEFICIO PARA LAS MUJERES.- De la interpretación sistemática y funcional de los artículos 1°, párrafo quinto, 4° y 41, Base I, párrafo segundo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos1, numeral 1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos2, numeral 1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos4, inciso j), 6, inciso a), 7, inciso c), y 8 de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer1, 2, 4, numeral 1, y 7, incisos a) y b) de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la MujerII y III de la Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer, se advierte que la paridad y las acciones afirmativas de género tienen entre sus principales finalidades: 1) garantizar el principio de igualdad entre hombres y mujeres, 2) promover y acelerar la participación política de las mujeres en cargos de elección popular, y 3) eliminar cualquier forma de discriminación y exclusión histórica o estructural. En consecuencia, aunque en la formulación de las disposiciones normativas que incorporan un mandato de postulación paritaria, cuotas de género o cualquier otra medida afirmativa de carácter temporal por razón de género, no se incorporen explícitamente criterios interpretativos específicos, al ser medidas preferenciales a favor de las mujeres, deben interpretarse y aplicarse procurando su mayor beneficio. Lo anterior exige adoptar una perspectiva de la paridad de género como mandato de optimización flexible que admite una participación mayor de mujeres que aquella que la entiende estrictamente en términos cuantitativos, como cincuenta por ciento de hombres y cincuenta por ciento de mujeres. Una interpretación de tales disposiciones en términos estrictos o neutrales podría restringir el principio del efecto útil en la interpretación de dichas normas y a la finalidad de las acciones afirmativas, pues las mujeres se podrían ver limitadas para ser postuladas o acceder a un número de cargos que excedan la paridad en términos cuantitativos, cuando existen condiciones y argumentos que justifican un mayor beneficio para las mujeres en un caso concreto.


La Sala Superior en sesión pública celebrada el veinticinco de abril de dos mil dieciocho, aprobó por unanimidad de votos la jurisprudencia que antecede y la declaró formalmente obligatoria.


CARTA DE LECTOR:

Un lector, que trabajó en el Congreso del Estado de Oaxaca, envió a nuestro correo las siguientes líneas:

“Cuando estuve en el Congreso propuse que se hablará de paridad de sexo, no de género.

“Recuerdo en la Asamblea del PRI en Santa Rosa, cuando se votó la propuesta de 50% y 50%, hubo  un asistente que propuso algo que causó risa y todos se la tomaron a la ligera.

Propuso 25%, 25%, 25% y 25% para mujeres, hombres, gays y lesbianas; repito, causó risa, pero es un tema delicado.

“A saber hay muchos géneros: lésbico gay transexual, transgénero, travesti, intersexual… Imagínese cuando pidan que haya equidad o paridad de género, van a ser cuitas de prácticamente 10% a cada género.

“Derechos humanos reconoce como sexo a hombre y mujer, así debería ser… igualdad de sexo. Obvio, todos no me tomaron en cuenta. Pero ahí está la consecuencia, el caso de los 19 supuestamente transexuales.”

Revisar tambien

Crónica política: Morena y aliados ¡a cumplir!: Qué reduzcan sueldo de senadores y diputados, y plurinominales

Por Rosy RAMALES Sin duda, la noticia que más alegra a los mexicanos es la ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *