miércoles , septiembre 20 2017
Inicio / Opinión / Crónica Política: El descrédito de los OPLE y del INE

Crónica Política: El descrédito de los OPLE y del INE

#Opinión Por: Rosy RAMALES

Hay descontento por la designación de las consejeras y de los consejeros electorales para los OPLE de 18 entidades federativas, no solamente en algunas de éstas por los cambios repentinos e inexplicables, sino en el propio Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), en cuya sesión hubo fuertes posturas y exceso de demagogia; ambas situaciones abonan a la desconfianza hacia las autoridades electorales administrativas nacional y locales.

Los árbitros de las contiendas electorales no han empezado bien. Y no vaya siendo una premonición que justo al amanecer de la trágica noche del terremoto, inició el Proceso Electoral Federal 2017-2018 para las elecciones de Presidente de México, y diputados y senadores al Congreso de la Unión. La misma semana pasada varios OPLE arrancaron la justa para elecciones locales; Oaxaca, por ejemplo, que lo inició la noche anterior del funesto 7 de septiembre.

Escuché la sesión de la Comisión de Vinculación con los OPLE, el miércoles pasado, y vi la sesión del Consejo General del INE celebrada ayer; en ambas se ventiló harta suciedad. En la primera, sin el menor remordimiento bajaron y subieron propuestas a consejeras y consejeros, y en la segunda, consejeros y representantes de partidos políticos hablaron de dolorosas verdades.

La consejera Pamela San Martín bosquejó perfectamente la falta de pulcritud en la integración de las propuestas. Así planteó que si bien se incluyen hombres y mujeres idóneas y comprometidas con la función para la que serán designadas, “en un análisis integral de la conformación de cada uno de los Consejos, en cada una de las entidades, las propuestas distan mucho de ser lo que la reforma político electoral buscó”.

Y al respecto, subrayó: “Se incluyeron perfiles que, según se desprende tanto de su trayectoria como de señalamientos en el espacio público, enfrentan cuestionamientos en su actuar, previo incluso a integrar los órganos electorales. Ni una ni otra abonan al fortalecimiento de los órganos electorales, porque el mayor reto que enfrentarán no se ubicará en sus conocimientos técnico operativos, sino en la necesidad de generar confianza en su actuar, en un contexto de gran descrédito hacia las instituciones y hacia lo público en lo general”.

Por eso Pamela Sanmartín voto en contra del acuerdo para la designación de las consejeras y consejeros de los OPLE.

Y tiene razón. Los Institutos Estatales Electorales ganaron muy poca credibilidad al transformarse en OPLES, y en sus primeros tres años de gestión volvieron al descrédito; con sus excepciones. Y el INE en ningún momento ha sido mejor que el Instituto Federal Electoral (IFE); Lorenzo Córdova Vianello no le llega ni a los zapatos a José Woldenberg Karakowsky, ni las consejeras ni los consejeros electorales del actual órgano nacional tienen la talla de sus antecesores que le dieron prestigio a la autoridad electoral administrativa, y confianza y credibilidad a las elecciones.

¡Extrañamos al IFE!

Algo de lo dicho por Pamela Sanmartín puede verse en la designación para el OPLE-Oaxaca, donde a Carmelita Sibaja le han sacado en redes sociales un proceso que enfrenta por supuestas conductas realizadas cuando fungió como Secretaria General de Acuerdos del Tribunal Electoral del Estado.

En la designación de las consejeras y consejeros de los OPLE salió a flote la hechura de quienes ostentan consejerías en el Consejo General del INE: De los mismos colores de los partidos políticos, con sus excepciones. Habrá que recordar que fueron electos por la Cámara de Diputados, donde éstos obedecen a filiaciones políticas. Así que no se hagan los puritanos. Se les notó el color a la hora de bajar y subir propuestas en la sesión de la Comisión de Vinculación con los Oraganismos Públicos Locales.

Por ejemplo, en el caso del OPLE –Oaxaca (IEEPCO) bajaron a Itandehui Ruiz Merlín, a propuesta repentina de Jaime Rivera Velázquez, consejero electoral del Consejo General del INE, quien planteó que Jorge Arturo Vázquez Trinidad resultaba mejor candidato porque según tiene experiencia operativa pues ha trabajado en ambas atoridades electorales administrativas.

Según el consejero Rivera como había dos propuestas de consejeras electorales que han trabajado en tribunales electorales, entonces necesario cambiar a una de ellas. ¡Imagínense! ¡Qué argumento tan endeble! Por su parte, la consejera Adriana Favela planteó tomar en cuenta a Wilfrido Lulio Almaraz Santibáñez en vez de Arturo Vázquez, pues el primero tiene perfil, experiencia y salió bien evaluado.

Ja, y cuando hizo el planteamiento se le olvidó el nombre de Wilfrido Lulio y lo preguntó a alguno de sus asesores. Se notó que alguien la convenció para proponer a Amaraz Santíbañez. ¿Qué afinidad política tendrá Favela? ¿PAN? Finalmente el consejero Rivera declinó su propuesta a favor de la hecha por Favela.

Por cierto, Wilfrido tiene observaciones por parte del PRD, partido que hizo llegar a la Comisión de Vinculación con los OPLES un expediente del trabajo desempeñado por él en la otrora Procuraduría General de Justicia del Estado y en el Congreso local pero olvidó señalar la fracción parlamentaria para la cual trabaja Willy.

Aunque trabajar para “X” y “Y” fracción parlamentaria como asesor no implica afiliación ni afinidad partidista; es posible prestar un trabajo profesional. Sin embargo, en la primera designación de consejeras y consejeros de OPLE los del INE –que se creen un dechado de virtudes y casi casi clones de la madre Teresa de Calcuta– eliminaron a quienes habían trabajado como asesores parlamentarios.

Por eso tienen mucha razón los representantes partidistas que en la sesión de ayer del Consejo General del INE, no se cansaron de echar en cara a las consejeras y consejeros la discrecionalidad de varias etapas del procedimiento para seleccionar a los de los OPLE. Claro, discrecionalidad en la cual los mismos partidos participan.

Un claro ejemplo fue cuando un representante de partido político cuestionó al consejero electoral Ciro Murayama Rendón, presidente saliente de la Comisión de Vinculación con los OPLE, por no haber atendido su llamada telefónica para opinar sobre algunas propuesta en el proyecto de acuerdo. Ciro le respondió diciéndole que sí había atendido la llamada y la tenía grabada en el teléfono. ¿Qué tal?

Ah, eso sí, en la sesión de ayer del Consejo General del INE, Ciro Murayama derrochando dignidad y pulcritud –que a los ojos de la ciudadanía no es creíble–, aclaró que “en ninguna de las designaciones hubo injerencia de actores políticos, gobernantes o aspirante a gobernar”.

Y dijo: “Todos llegarán a su encargo sin deber un solo favor, sin ninguna deuda política, sin ningún condicionamiento o bendición partidista”, subrayó al señalar que “para asegurar el voto libre, se requiere ser un Consejero libre de ataduras políticas, libre y, a la vez, profundamente institucional en defensa de las normas, los procedimientos y los institutos electorales a los que sirven. Si nos equivocamos, será una equivocación nuestra, no ajena. Y si acertamos, el mérito no será de nadie más que del procedimiento seguido de forma transparente por esta autoridad”.

¿En serio? La mayoría de los 18 OPLE se renovarán prácticamente en la mitad de sus consejeras y consejeros. Por ejemplo, Oaxaca va a sustituir a tres: Elizabeth Bautista Velasco, Nora Hilda Urdiales Sánchez y a Uriel Pérez García, a quienes, por cierto, está proponiendo para designarlos como Directores Ejecutivos del IEEPCO. ¡Hagan favor!

Los tres fueron identificados por la misma ciudadanía –incluso internamente en el IEEPCO— con afinidad PAN, PRI e Izquierda. Las consejeras y los consejeros que vienen responden a las mismas afinidades, solo que una de ellas, Nayma Enríquez Estrada ha demostrado equilibrio en su actuar cuando fungió como consejera del Consejo Local del INE. A ver si actúa igual ahora o le sale la afinidad política.

En fin, José Roberto Ruiz, consejero del Consejo General del INE, también se pronunció en contra del acuerdo porque consideró: “En Campeche, por ejemplo, nosotros entrevistamos a un buen perfil, nunca se mencionó por qué razón se cambiaba. Entiendo que hay cambios también en Oaxaca, nunca se discutió en el colegiado por qué razón se iba María Itandehui Ruiz. Ahí están los ejemplos de cómo no se dio una deliberación sobre los cambios”.

Y la consejera Dania Ravel apoyó en lo general el proyecto de designación de consejeras y consejeros de los OPLE, pero votó en contra de la selección de autoridades electorales en cuatro entidades: Campeche, Guerrero, Nuevo León y Yucatán.

Explicó: “Yo me encuentro de acuerdo, en general, con las propuestas que se están poniendo sobre la mesa, no quiero quitar el mérito en general de todas las propuestas. Sin embargo, ahora nos encontramos en la disyuntiva de escoger a los mejores dentro de los mejores, y desde mi punto de vista esto no lo estamos logrando en cuatro entidades federativas. Desde mi particular punto de vista existen perfiles mejores que pudieron haberse aprobado en estas cuatro entidades, por lo tanto únicamente yo me separaría de esas cuatro entidades en la votación”.

¿Por qué bajaron a los mejores perfiles? Lo mismo pasó en la primera selección de consejeras y consejeros de los OPLE, hace tres años: Designaron a personas sin pizca de conocimientos electorales (y ahí están los currículums de prueba), con calificación de seis en los exámenes, pero eso sí con evidentes padrinazgos políticos. Y el cuete les tronó en Chiapas y en Colima, por ejemplo.

Los dechados de virtud del INE lo negarán, pero así fue y así es.

El consejero Ciro Murayama, en la sesión de la Comisión de Vinculación, dijo algo muy cierto: Que en la designación cabe la posibilidad de destruir o afectar trayectorias profesionales de quienes no resultan seleccionados.

Y no solo eso, se destruye la misma credibilidad y confianza en el INE.

***

Correo: rosyrama@hotmail.com

Rosy RAMALES

Revisar tambien

Detrás de la Noticia: ¡Toño y Murat, urge nuevo Pacto Social en Oaxaca!

#Opinión Por: Alfredo Martínez de Aguilar Invaluablemente amorosa y generosa como suele ser la vida con ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *