domingo , noviembre 17 2019
Inicio / Destacadas / Crónica Política-: «Cerrar filas y dejar de ser comparsa»

Crónica Política-: «Cerrar filas y dejar de ser comparsa»

Opinión por Rosy Ramales

Un deber del buen mexicano es cerrar filas con su autoridad frente a descomunales riesgos a la seguridad nacional: Narcotráfico y demás vertientes del crimen organizado, así como Estados Unidos.

Cerremos filas, pues, con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Pero ese cerrar filas implica en primerísimo lugar el compromiso de los propios servidores públicos del Gobierno Federal, empezando con los miembros del gabinete; además de los correligionarios del partido gobernante: Morena.

En decir, es hora de que los colaboradores del Presidente asuman cabalmente su función con una postura institucional con visión de Estado, y de que los morenistas den prioridad al bien del país por encima de sus ambiciones electorales.

Ya el Senado de la República citará a comparecer al Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, según ha dicho Ricardo Monreal Ávila, líder de la bancada de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Para que explique la estrategia en MichoacánGuerrero y en Culiacán, Sinaloa, donde en los últimos quince días han ocurrido hechos más violentos relacionados con el crimen organizado, sobre todo en la localidad sinaloense, donde quedó al desnudo la fragilidad del Estado mexicano frente a la fuerza del crimen.

¿Y bastará la explicación? Nooo. Más bien será necesario revisar cabalmente la estrategia de seguridad del Gobierno Federal, para detectar las fallas y modificarla, en todo caso.

Claro, no todo es competencia del Senado de la República, pero los senadores le harán un bien al país con no prestarse a una comparsa más vía una comparecencia en la cual terminen aplaudiéndole al Secretario Durazo.

Después del presidente López Obrador, Alfonso Durazo es la cabeza visible del Gabinete de Seguridad y como tal falló en la estrategia en Culiacán, Sinaloa, para la detención de Ovidio Guzmán López; un mal operativo, que no localización casual vía un patrullaje ordinario como quiso hacer creer el Secretario.

No se puede tapar el sol con un dedo; es evidente la mala planeación que puso en riego no solo a los habitantes del lugar, sino a los mismos elementos de la Guardia Nacional, del Ejército y de la policía.

Como bien lo reconoció Monreal Ávila, lo ocurrido en Culiacán afecta el Estado de derecho en nuestro país. Pero no solo eso; también afecta la fortaleza de las instituciones.

En realidad se desconoce cual fue el motivo para dejar en libertad al hijo de “El Chapo”. La protección de la vida de cientos o miles de habitantes de Culiacán, así como de militares y policías, debió preverse antes del operativo, no en medio de la balacera.

Por eso la duda cabe. Una de dos: O Alfonso Durazo falló o el Cártel de Sinaloa hizo llegar al Gobierno Federal una amenaza de grandes dimensiones, y que los mexicanos no conocen ni conocerán porque entonces quedarán al desnudo otras circunstancias.

En fin, una investigación elaborada por la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República (IBD), difundida precisamente la semana pasada, reveló lo siguiente:

Que “la inseguridad representa una problemática en crecimiento que, a nivel perceptivo, afecta la valoración que hace la ciudadanía de la democracia”.

El documento titulado “Inseguridad y sus efectos en la democracia. Análisis basado en la percepción de la ciudadanía”, refleja que:

“Las personas que más se preocupan por la delincuencia son las que piensan que nuestra democracia tiene grandes problemas. (Y) a medida en que la preocupación disminuye, se observan proporciones menores de población con esta mala concepción de nuestra forma de gobierno”.

Y miren lo que apunta la nota subida a la web del Senado:

“Diversos expertos entrevistados por el autor coinciden en que, en los lugares más violentos, las actitudes hacia la vida pública se han visto modificadas con elevados niveles de desafección política y baja participación electoral. Asimismo, opinan que la inseguridad puede ser un factor de regresión de la democracia y que la única manera de combatirla es consolidando las instituciones del Estado mexicano.”

¡Está en el portal del Senado! ¿Ya lo leerían los senadores!

El estudio da pautas a seguir.

Revisar tambien

Ayuntamiento realizará trabajos de rastreo y bacheo en vialidades de Huajuapan

Comunicado Se invertirán 800 mil pesos en la reposición de pavimento de concreto hidráulico y ...

A %d blogueros les gusta esto: